martes, 31 de diciembre de 2019

Bukowski / Oh sí

Fotografía de Nikki Willson

Charles Bukowski 

Oh sí


hay cosas peores que
estar solo
pero a menudo toma décadas
darse cuenta de ello
y más a menudo
cuando esto ocurre
es demasiado tarde
y no hay nada peor
que
un demasiado tarde




Miriam Reyes / Soy lo que no entiendes



Miriam Reyes Soy lo que no entiendes



Soy lo que no entiendes
y simplificas
lo que no puedes cambiar
y limitas
lo que necesitas
y humillas.

Por más que te obedezca
no hago lo que deseas.

Por más que me anules
te lastimo.


Miriam Reyes / Si me lo pide me pongo en cuatro patas
Miriam Reyes / No soy dueña de nada
Miriam Reyes / Soy lo que entiendes


Goethe / Nocturno del caminante II



Goethe
Nocturno del caminante II

Sobre todas las cimas
el reposo,
en todas las cumbres
te sientes
tan sólo un soplo;
los pájaros guardan silencio en el bosque,
espera, dentro de poco,
tú también reposarás.


Wandrers Nachtlied II
Über allen Gipfeln
Ist Ruh’,
In allen Wipfeln
Spürest du
Kaum einen Hauch;
Die Vögelein schweigen im Walde.
Warte nur, balde
Ruhest du auch.


Goethe / Nocturno del caminante I


Goethe
Nocturno del caminante I

Tú, que has venido de los cielos,
mitigas toda aflicción y todo sufrimiento,
y al que doblemente es miserable,
doblemente lo colmas de placeres;
¡Ah, yo tan cansado y aturdido!
¿Qué es todo este dolor; esta ansiedad?
Ven, oh paz dulcísima,ven a mi corazón.


Wandrers Nachtlied I

Der du von dem Himmel bist,
Alles Leid und Schmerzen stillest,
Den, der doppelt elend ist,
Doppelt mit Erquickung füllest;
Ach, ich bin des Treibens müde!
Was soll all der Schmerz und Lust?
Süßer Friede,
Komm, ach komm in meine Brust!


Paul Celan / Hebras solares



Paul Celan
HEBRAS SOLARES


Roberto Amézquita
30 de abril de 2019


Hay un árbol como elemento esencial en el poema, este árbol se llena de música solar; toma y transforma la luz en canciones de la naturaleza. El páramo desolado, ennegrecido, que nos ha dejado la atrocidad de lo humano, recobra la vida por esta fotosíntesis sinfónica que ocurre más allá de las acciones de los seres humanos. Son los acordes de la naturaleza y es el silencio significante de la música de Paul Celan en sus poemas.
Fadensonnen es un poema tan breve como importante en la obra de Celan, porque es capaz, en sus ocho versos, de concentrar toda la poética de nuestro autor. Desde su manifestación primordial más allá de lo humano, hasta su concepción del sonido en el verso. Sobre todo el silencio, que es sí, lo que se dice no diciendo, pero también el espacio entre las palabras; el modo en que debe ser ejecutada la partitura. En términos puntuales: la pausa versal y la pausa gramatical que van complementando la intensa polisemia que alcanzan estos versos. Si conocemos y respetamos los silencios, conoceremos los Misterios del poema. Aquí lo tenemos, uno de los más delicados mecanismos de relojería. Es un poema que debe leerse con lentitud; siguiendo las indicaciones que nos da su propia notación:

HEBRAS SOLARES

Hebras solares
sobre el ennegrecido páramo.
Un árbol, el más alto
pensamiento
se hace con la música de la luz:
hay todavía canciones
por cantar más allá
de lo humano.
  
Fadensonnen en la voz de Paul Celan

FADENSONNEN

Fadensonnen
über der grauschwarzen Ödnis.
Ein baum-
hoher
Gedanke
greift sich den Lichtton: es sind
noch Lieder zu singen jenseits
der Menschen.

Hablábamos del silencio y del árbol, pues ahí lo tenemos. Dice: Un árbol —silencio breve— el más alto —silencio— pensamiento.  Entonces, estamos ante un gran árbol, un árbol que sobresale en el páramo desolado. El árbol más alto pero también «el más alto pensamiento» y más, el más alto pensamiento que el árbol es en sí mismo.
Ahora, este árbol se hace con la música de la luz, recordemos que al inicio vimos las hebras del sol sobre el páramo negro y gris, pues el árbol que es también el más alto pensamiento se hace con el sol. Se hace, nos dice Celan, con los tonos, con las tesituras, de la luz.
Y aquí he elegido traducir se hace con, en lugar de toma para sí o arrebata la música de la luz, etc. De tantas posibilidades quizá tomar, asir o agarrar sean las más cercanas a greift sich, pero me pareció aquí, como en otras partes del poema, mejor mitigar —tal como hace Celan— las palabras que involucren, aun implícitamente, intervención humana. El árbol no toma para sí —en cierto sentido—, no arrebata nada. Estas palabras están más cerca del actuar humano. Además, la expresión se hace con la música de la luz, nos permite la ambigüedad tan significativa en todo el poema y en toda la obra de Celan.
Entramos al campo del sentido doble de un árbol que sí, toma la luz, y que está hecho de ella: es un pensamiento luminoso. No hay árbol, en este páramo que ha dejado la devastación, hay hebras de luz que se hacen la más alta canción que nos queda.


lunes, 30 de diciembre de 2019

Grimm / Cuentos crudos


Grimm

Cuentos crudos

Las promesas incumplidas, las que esclavizan cuando parecen liberar a quienes las hacen, pueblan los relatos de los hermanos Grimm, en una versión primigenia y sin censura antes de pasar por el filtro moral


Fernando Savater
13 de diciembre de 2019





Los hermanos Grimm, vistos por Sciammarella.Ampliar foto
Los hermanos Grimm, vistos por Sciammarella.

A finales del siglo XIX, el refinado escritor simbolista Villiers de l’Isle Adam reunió sus mejores cuentos, siempre sofisticados y algunos excelentes, bajo el título Cuentos crueles. Es un rótulo menos significativo de lo que él creía, porque aunque los cuentos de Villiers son intencionadamente crueles de modo moderno, lo cierto es que los cuentos populares son casi siempre espontáneamente crueles y cuanto más antiguos, peor. Para comprobarlo basta echarle una ojeada a esta nueva versión en castellano de los cuentos de los hermanos Grimm, que traslada la primera edición de esa recopilación celebérrima (la de 1812) y no, como es habitual, la mucho más domesticada de 1857. Los Grimm, sobre todo Wilhelm, el cuentista por excelencia, retocaron a lo largo de más de 40 años los relatos de la tradición oral que les habían transmitido sus informantes (mujeres sobre todo), pulieron sus rasgos más feroces o menos cristianos y les añadieron toques profesionalmente “literarios”, no siempre para mejor.

2019 / Ocho novelas gráficas para niños





Ocho novelas gráficas para niños

Una selección de los títulos más destacados del año 2019 en el género


Tereixa Constenla
13 diciembre de 2019

1. Fantasmas, Raina Telgemeier. Maeva






'Fantasmas', Raina Telgemeier.
'Fantasmas', Raina Telgemeier.


Raina la reina. Con ella erupcionó el género. Tiene ventas escandalosas y tres premios Eisner en casa. El último por esta historia, donde la hermana pequeña, Maya, es la valerosa y la hermana mayor, Catrina, la asustadiza. Un homenaje a la cultura mexicana con páginas festivas con el colorismo de Coco y pinceladas de humor, ternura y miedo. Un cóctel sobre la aceptación de la enfermedad, la iniciación sentimental, el poder del afecto y la relación con los que ya no están. Los fantasmas solo intimidan cuando no les conoces.

The New Yorker / Tapas / Animales



Eric Drooker

The New Yorker
Animales
Tapas



Jonathan Coe / Tapas

Jonathan Coe

Jonathan Coe


domingo, 29 de diciembre de 2019

Alice Munro / Secreto a voces






Alice Munro

SECRETO A VOCES

Biografía

Traducción de Flora Casas

Una mañana de sábado,
tan bonita como el sol,
siete chicas acamparon
con la señorita Johnstone.


—Y por poco no se fueron —dijo Frances—, porque el sábado por la mañana caían chuzos de punta. Estaban esperando en el sótano de la Iglesia Unida, y la señorita va y dice, «¡Bueno, esto tiene que parar! ¡Nunca me ha llovido en una excursión!». Pero ojalá no le hubiera salido bien. La historia habría sido muy distinta.
Dejó de llover, emprendieron la excursión y a medio camino hacía tanto calor que la señorita Johnstone les permitió que parasen en una granja: la dueña sacó Coca-Colas y el dueño les dejó la manguera para que se refrescaran. Se la quitaban unas a las otras y hacían travesuras, y Frances dijo que Mary Kaye decía que Heather Bell había sido la peor de todas, la más descarada, porque cogió la manguera y enchufó a las demás en todos los sitios malos.