domingo, 17 de diciembre de 2017

Damon Lindelof / “Éramos la sombra de nuestro ordenador”



Damon Lindelof

“Éramos la sombra de nuestro ordenador”

A Damon Lindelof, creador de ‘Perdidos’, y ‘The Leftlovers’, le gustan los personajes complejos




Damon Lindelof.
Damon Lindelof.

Los anhelos creativos de Damon Lindelof vienen de antes de esta edad de oro de la televisión. Series como Canción triste de Hill Street o Twin Peaks son sus referentes culturales. “Me hicieron ver lo mucho que me gustaría escribir personajes con esa complejidad”, recuerda ahora, a sus 41 años, cuando su trabajo es considerado uno de los referentes de la cultura actual. “Eso me lo dices en 10 años. O en 20, cuando la gente todavía recuerde Perdidos del mismo modo que seguimos hablando de series de los sesenta como Star Trek o The Twilight Zone”, añade. La idea de una novela le ronda la cabeza, pero le gusta más lo que hace, su colaboración con escritores como Tom Perrotta en The Leftovers.
“Mi trabajo realmente se expande más allá”, explica, mientras define su estilo como “ambiguo” y llevado por el misterio. Lindelof es de los que confían en la inteligencia del público y le gusta dejar elementos narrativos a su imaginación, “lo que puede ser frustrante para otros”, gruñe. Le da miedo la fama de la que disfrutan en la actualidad los showrunners, pero le gusta la comunicación directa con el público. “Antes no éramos más que la sombra de nuestro ordenador”, recuerda de una era ya pasada.
En cuanto a su proceso creativo, dice que su rutina es a la vez “terrorífica y excitante”. Depende del momento de producción. Puede que se pase el día en la sala de guionistas “dándole a la rueda” o en solitario escribiendo más rápido. El miedo a la página en blanco se lo quita poniendo la mente también en blanco. “Pero showrunning también significa mucho tiempo al teléfono, con los otros productores, o en la sala de montaje. Ahí es donde me pasaré las próximas 12 horas en cuanto acabe esta entrevista. Ese será mi proceso creativo de hoy”, concluye.






No hay comentarios:

Publicar un comentario