sábado, 23 de enero de 2021

Mauricio Vargas / La batalla de Israel


La batalla de Israel

Israel ya inoculó 25 % de su población con las mismas vacunas que aplicará Colombia. Y va bien.


Mauricio Vargas
17 de enero de 2021

Levantarse en la mañana con las noticias del día resulta desalentador en este gris enero, en casi todo el planeta. La pandemia de covid-19 alcanza cifras sin precedentes, impulsada por las fiestas y la movilidad de los viajeros de fin de año, así como por nuevas variantes del coronavirus, que, según análisis iniciales de los científicos, hacen gala de mayor velocidad de contagio.

Con el inicio de 2021, el mundo llegó a una cifra récord de nuevos casos en un día (más de 800.000). El viernes, las muertes totales vinculadas al virus rozaban los 2 millones, con un aterrador crecimiento de 14.000 por jornada. Un tercio de los casos nuevos y una cuarta parte de los decesos los aporta en estos días Estados Unidos, que paga un altísimo precio por la pésima gestión de Donald Trump ante la crisis.

Europa también ha sido azotada: en Gran Bretaña, decenas de hospitales estaban el viernes al borde del colapso; y en España, con un gobierno que ha brillado por su incompetencia, los contagios diarios duplican los de Colombia, con casi la misma población. Tras meses de tener la pandemia bajo control, en China –donde surgió el virus– las cifras han vuelto a subir. En América Latina, la pandemia ha acelerado en casi todos los países, incluido el nuestro, y sin exceptuar esta vez a Uruguay, que mantuvo a raya el virus hasta noviembre con apenas un centenar de casos activos y muertes que se contaban con los dedos de una mano, y ahora suma más de 8.000 casos activos y cerca de 300 decesos.

La vacunación, gran esperanza para 2021, avanza en un puñado de países y de modo irregular: los laboratorios han producido apenas unos cientos de millones de dosis (harán falta varios miles de millones), y la logística de transporte y distribución no es sencilla. Van 37 millones de vacunados en el mundo. En América latina, solo cuatro países están vacunando, muy lento, entre ellos Argentina, pero su gobierno compró la vacuna rusa, cuya efectividad pone en duda la comunidad científica.

En Colombia, las primeras dosis deben llegar en 15 días: no arrancará muy rápido (850.000 vacunas en febrero), pero acelerará entre marzo y abril (más de 6,6 millones) y aún más en mayo (8 millones), para estabilizarse con unos 6 millones al mes a partir de ahí. Todo eso si las farmacéuticas cumplen y si la logística de aplicar unas 200.000 dosis diarias (sin contar segunda dosis) no enfrenta tropiezos mayores. Si todo va más o menos bien, las muertes deberían caer de modo importante en abril, tras la inoculación de los adultos mayores, que representan 75 % de los decesos.

El único país del mundo que está vacunando a gran ritmo es Israel. Con 9 millones de habitantes y un pequeño territorio fácil de cubrir, su gobierno fue comprador temprano (y a riesgo) de las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Moderna. Apostó y le fue bien: empezó a vacunar el 20 de diciembre y este viernes llevaba 2,2 millones de inoculados, casi 25 % de su población. Lo ha hecho en pleno pico de la ola invernal de la pandemia, y aunque las cifras son preliminares, la incidencia del virus marca un descenso del 50 % solo con la aplicación de la primera dosis.

Los ojos del mundo están puesto en Israel: no es exagerado decir que allí se juega ahora el futuro del planeta. En las semanas por venir sabremos si, más allá del laboratorio y de las pruebas con unos miles de personas, las vacunas de Pfizer, AstraZeneca y Moderna funcionan en todo un país. Para Colombia, lo que allá ocurra es clave pues la mayoría de las vacunas adquiridas por el gobierno de Iván Duque son de esas mismas marcas. Contengamos el aliento a la espera de saber, en unos días, si en la primera gran batalla contra el covid-19, la ciencia de los humanos es capaz de ganar la guerra contra este espantoso virus.

EL TIEMPO

Mauricio Vargas / Vacuna antipopulista


Vacuna antipopulista

Es el populismo autoritario: igual que Trump, Petro ha usado las redes para saludar la violencia.


En Colombia, muchos asocian a Trump con Álvaro Uribe. Pero, con todo y sus defectos, el expresidente nunca incitó a una turba a la violencia. Quien sí lo ha hecho es Gustavo Petro al saludar los ataques violentos a los CAI y quien, al igual que Trump, ha asumido una actitud insurreccional. ¿No hay similitud acaso entre los asaltantes del Capitolio y la violenta petrista ‘Epa Colombia’? Trump y Petro se parecen como se parecían Hitler y Stalin. El populismo autoritario no es de izquierda ni de derecha: es del color de la manipulación y de la incitación al crimen.


Mauricio Vargas

10 de enero de 2021 


“Vayan, sean salvajes”, tuiteó el presidente Donald Trump antes de la manifestación de sus fanáticos este miércoles frente al Capitolio en Washington, en uno de los muchos mensajes incendiarios lanzados por él y su camarilla desde hace días, tras señalar al 6 de enero como el día del “ajuste de cuentas”. Así, en lengua mafiosa, los trumpistas marcaron la fecha en que el Congreso debía certificar la victoria de Joe Biden y de Kamala Harris como presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, para posesionarse el 20 de enero.

Mauricio Vargas / Una elección abierta

 


Una elección abierta

El candidato debe demostrar que le puede ganar a Petro sin ser ‘el que diga Uribe’.


Mauricio Vargas

19 de diciembre de 2020


En mi anterior columna dije que los números de la pandemia iban a subir, resultado del arribo de las fiestas y del cansancio de la gente con las medidas restrictivas, que dejan poco margen de acción a las autoridades. Y está pasando. “Estamos igual que en agosto”, escuché el jueves en la radio. No es exacto: aunque los casos nuevos diarios han vuelto a pasar de 12.000, como en aquel mes del pico de la crisis, en ese entonces el país practicaba 30.000 pruebas al día y ahora hace el doble, más de 60.000. Si en agosto la tasa de positividad llegó a 32 %, ahora es de 18 %, una proporción mucho menor de casos confirmados. Las muertes diarias pasaron de 200, pero, por fortuna, aún están lejos las jornadas de 400 decesos de ese negro agosto. Claro que esta nueva ola apenas comienza.

Mauricio Vargas / Fiestas y vacunas



Fiestas y vacunas

Si Claudia López fuera presidenta, nos quedaríamos sin vacunas contra el covid-19.


Mauricio Vargas

12 de diciembre de 2020


Después una marcada estabilidad en septiembre, octubre y noviembre, con los nuevos casos diarios de covid-19 entre 7.000 y 8.000, y las muertes –muy lamentables– en torno a 175 por día, es fácil prever que las reuniones familiares decembrinas y la mayor afluencia en centros comerciales hagan subir los números. A pesar de los alcaldes que han impuesto límite de asistentes a las fiestas e incluso toques de queda, los colombianos no quieren acatar nuevas restricciones: cinco meses de encierro casi total y tres más de limitaciones han agotado la paciencia, en especial entre los jóvenes.

50.000 vidas menos en diez meses / La trayectoria del virus en Colombia

 

Un clérigo rocía agua bendita mientras familiares se reúnen alrededor del coche fúnebre que transporta a una víctima del COVID-19 al cementerio Chapinero en Bogotá, Colombia, el pasado 6 de agosto de 2020.FERNANDO VERGARA 


LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

50.000 vidas menos en diez meses: la trayectoria del virus en Colombia

Colombia supera la tasa de una muerte por cada mil habitantes en mitad de una segunda ola tan intensa como la primera, con más equipamiento pero sin inmunidad, ni vacunación en marcha, ni dirección política clara


SALLY PALOMINO / SANTIAGO TORRADO / JORGE GALINDO
21 ENE 2021 - 17:06 COT

El 21 de marzo de 2020, Colombia confirmó su primera muerte oficial por covid. Era un hombre de 58 años, habitante de Cartagena de Indias, y de profesión taxista. Tenía, como tantos otros millones de colombianos, hipertensión y diabetes no tratadas. Entró en la clínica el 13 de marzo, murió el 16. Parece que, para entonces, el virus que causa la enfermedad ya llevaba más de un mes circulando en Colombia. Estudios genómicos realizados posteriormente por la Universidad del Rosario permiten intuir incluso un origen probable: Francia. Y su primer destino visible: Caldas, departamento cafetero.

Pero por aquel entonces ni siquiera estaba claro que esa primera muerte lo fuera por covid: se especulaba con la incertidumbre en torno a unas pruebas diagnósticas que resultaron inicialmente inconcluyentes, y de hecho el proceso de certificación de la causa de muerte se demoró cinco días. En ese periodo, una cacofonía de voces políticas y mediáticas se movía entre el miedo, la confusión y el manejo de expectativas, lanzando pronósticos sobre cuánto iba a durar la epidemia y qué impacto iba a tener en el país. Un decreto presidencial incluso se puso a cifrar en su exposición de motivos los casos del peor escenario: cuatro millones. Pero pocas de ellas se atrevieron a prever más de un año de convivencia con el SARS-CoV-2, con 50.187 muertes en solo diez meses, algo que encaja bastante precisamente con esos cuatro millones de casos probables según la letalidad que le suponemos al virus. Cinco mil por mes. Más de 150 al día. Unas seis por hora. Una cada diez minutos, aproximadamente. Pero ese es exactamente el escenario en el que se ha encontrado Colombia hoy, junto al resto de América Latina, y todo el hemisferio occidental.

viernes, 22 de enero de 2021

Kelly Link / Viajes con la reina de las nieves

 


Kelly Link

VIAJES CON LA REINA DE LAS NIEVES

Travels with the Snow Queen by Kelly Link


    Parte de ti siempre viaja más aprisa, siempre continúa hacia delante. Incluso cuando estás en movimiento, nunca vas lo suficientemente deprisa como para satisfacer esa parte de ti. Entras en las murallas de la ciudad por la tarde, cuando los adoquines son de un rosa moteado por el reflejo de la luz, los sientes fríos bajo la planta de tus pies desnudos y ensangrentados. Le pides al hombre que custodia la entrada que te recomiende un lugar para pasar la noche, y en cuanto caes sobre la cama del hostal —una cama que huele a lavanda y sobre la que hay amontonados varios edredones—, puede que sola, puede que con otro viajero, o quizá con el miembro de la guardia real que tenía los ojos tan marrones y aquel bigote que se rizaba a ambos lados de su nariz como un par de cordones negros encerados, al mismo tiempo que el guardia a quien no has preguntado el nombre grita entre sueños otro nombre que no es el tuyo, tú vuelves a soñar con la carretera. Cuando duermes, sueñas con las largas distancias blancas que te quedan por delante. Al despertar, el guardia está en su puesto, te duele esa zona entre las piernas, aunque es un dolor agradable, y las piernas, molidas, como si mientras dormías hubieras continuado caminando toda la noche. Mientras tanto, tus pies han vuelto a sanar. Tuviste cuidado de no besar al guardia en los labios, de modo que en realidad no cuenta, ¿verdad?

Kelly Link / Piel de gato



Kelly Link

PIEL DE GATO

Catsink by Kelly Link



    Los gatos entraban y salían de la casa durante todo el día. Las puertas y ventanas quedaban abiertas, y había otras puertas —del tamaño de un gato y privadas— en los muros y en el desván. Los gatos eran grandes y muy pulcros, pero nadie sabía sus nombres (o si de hecho los tenían), a excepción de la bruja.
    Algunos gatos eran del color de la nata y otros, pintos. Otros eran más negros que el carbón. Todos colaboraban en los tejemanejes de la bruja. Algunos entraban en su habitación con cosas en la boca y, cuando volvían a salir, la tenían vacía.
    Los gatos trotaban y se movían a hurtadillas, daban brincos y se agachaban. Estaban ocupados. Con movimientos félidos, o quizá como de mecanismo de relojería, movían la cola como un péndulo peludo. No prestaban atención a los hijos de la bruja.

Kelly Link / A mí no me engañas / Reseña

 



Kelly Link

A MÍ NO ME ENGAÑAS


Sub-Zero
23 de octubre de 2015




► Título original: Get In Trouble
► Autor: Kelly Link
► Traducción: Maia Figueroa Evans
► Año de publicación: 2015
► Editorial: Seix Barral
► Páginas: 352


Comprender a grado cabal el funcionamiento de la naturaleza humana, con sus insondables misterios, sus constantes contradicciones y la infinidad de variables que entran en juego, es una tarea de la que cualquier persona en su sano juicio desistiría rápidamente. En lo que respecta al comportamiento y la cartografía emocional, no hay patrones ni estadísticas que valgan: cada individuo es una incógnita matemática de carácter irresoluble. Por la misma razón, descifrar los complejos códigos de una relación que involucra a dos o más sujetos resulta una contingencia tan absurda que no merece ningún tipo de consideración. Al menos, no en este mundo, con estas reglas. 

jueves, 21 de enero de 2021

Maria Reva / El escape de Uta


Maria Reva EL ESCAPE DE UTA


Traducción de Triunfo Arciniegas

Dos días antes de los nacionales de natación sincronizada, nuestra flyer desapareció. No me refiero a que no se presentó al entrenamiento ni que salió de la piscina por una puerta y no volvió a aparecer. En la novena hora de entrenamiento, lanzamos a Uta Franke al aire y Uta Franke no aterrizó.

La única persona que no estaba bajo el agua en ese momento, aparte de la propia flyer, era nuestra entrenadora, Olivia, que permanecía sentada en su lugar habitual, la silla plegable junto a la escalera de acero inoxidable. Olivia dice que sus ojos se apartaron de la piscina porque estaba alcanzando el botón de parada del estéreo. No habíamos ejecutado la posición de barracuda al compás de la música, que era una cagada imperdonable dos días antes de una competencia, y ella había visto a niños de seis años ejecutar una barracuda más suave, y a este paso ella también podría hacerlo. Si sacamos doce perros del refugio y los echamos a la piscina, superarán nuestras barracudas y, por qué no, también se verán mejor en trajes de baño. Esto es lo que ella dice que estaba pensando en ese instante, cuando presionó el botón.

Fui la última en tocarla. Mis compañeras de equipo y yo habíamos formado la plataforma submarina que lanzaría a Uta al aire para su deslumbrante combinación de giro y split. Yo era la parte más alta de la plataforma, los hombros que usaba Uta para el salto. Naturalmente, me tocó a mí explicar su desaparición. ¿Pero qué podía decir? ¿Sus pies se sintieron un poco diferentes esa vez, la enésima? ¿Los dedos de sus pies se clavaron en mi piel un poco más o un poco menos de lo habitual, antes de arrojarse a la nada?

Lo primero que susurramos en el equipo fue que Uta se había ahogado. Después de nueve horas en la piscina y dos en el gimnasio, no era inverosímil. Quizás su corazón se rindió. Tal vez se desmayó por una conmoción cerebral. Las doce nunca nadamos lejos la una de la otra, una patada en la cabeza no era infrecuente. Pero un cuerpo ahogado todavía estaría en el agua. Así que revisamos. Veintidós ojos con gafas escudriñaron, estúpidamente, los rincones azules y vacíos de la piscina. Miranda, una de las levantadoras, incluso se agachó bajo la pasarela flotante para asegurarse. Se sintió como el juego del escondite, algo travieso porque fue en cierta forma divertido, ya que todavía pensamos que Uta aparecería.

"¡Drenen la piscina!", gritó Olivia sin referirse a nadie en particular. Era corpulenta, de hombros anchos, con una voz rugiente a la que no podías decir que no. Llenaría la piscina a través de los altavoces subacuáticos, junto con el chasquido de su tubo de latón contra la escalera, su metrónomo de bricolaje. Uno-dos-tres-cuatro-uno-dos-tres-cuatro-separa-esas-piernas-o-lo-haré-por-ti-dos-tres-cuatro ... 

Los técnicos vaciaron la piscina. 

Uta realmente, de verdad, no estaba en la piscina.

Si no se encontraba en el agua, ¿entonces tal vez estaría en alguna región del aire? Era ridículo, todos lo sabíamos, pero teníamos que comprobar todas las posibilidades, como quien después de tres intentos inútiles revisa una vez más su bolsillo en busca de las llaves. Me imaginé los brazos y las piernas de Uta disolviéndose en el aire durante el giro, las moléculas perdiendo sus enlaces, siendo absorbidas por los monstruosos respiraderos del techo. Olivia pidió a los técnicos que los revisaran también: "La niña es bastante pequeña". 

Autoridades de todo tipo invadieron el lugar. Los primeros en acudir, jefes de bomberos, policías y paramédicos, se movían alrededor de la piscina vacía, buscando una primera pista que pudieran seguir.

El equipo cayó en una especie de apagado vértigo. Echamos un vistazo debajo de las alfombrillas y sacudimos nuestras bolsas de gimnasia. Presionamos nuestros dedos contra nuestros labios para evitar sonreír. Uta había hecho lo que cada una de nosotras había fantaseado durante nuestros años de entrenamiento, incluso si la fantasía solo duró uno o dos segundos. Elize lo había probado una vez, la temporada pasada. Después de vomitar a los pies de Olivia, se impulsó hasta el fondo de la piscina, presionó la cabeza contra ella y se negó a salir a la superficie. Miramos a Olivia en busca de instrucciones, porque estaba prohibido tocar el fondo, pero ella negó con la cabeza. Elize tendría que salir a tomar aire eventualmente y, después de tres minutos completos, lo hizo. Se reanudó el entrenamiento.

La noche de la desaparición de Uta, nadie habló en el vestuario. Solo escuchamos el chirrido de las gorras de látex que se despegan del cuero cabelludo. Nos miramos todas, no sin sospecha, como si nuestros cuerpos tuvieran algún tipo de pista.

Maria Reva
Good Citizens Need Not Fear (2020)


Carl Sanburg / Niebla / Cuatro versiones

 


Carl Sanburg
NIEBLA
Traducción de Triunfo Arciniegas

Viene la niebla 
con sus pequeños pies de gato.
Se sienta silenciosa 
a mirar la ciudad y el puerto
y luego se va.

Biografía / Poema de Triunfo Arciniegas en inglés



El beso de la suerte
Photo by Marco Chamorro
  
BIOGRAPHY
By Triunfo Arciniegas

With his top as a pencil
A little boy scribbles on the dust
The history of his life.


Triunfo Arciniegas
BIOGRAFÍA
Con el lápiz del trompo
el niño escribe sobre el polvo
la historia de su vida.


Lea, además





miércoles, 20 de enero de 2021

Las canciones más bellas del mundo / Canción mixteca



https://www.youtube.com/watch?v=Sd2EzQsZteA


https://www.youtube.com/watch?v=lBSidn2tNEo&list=RDlBSidn2tNEo&start_radio=1&t=110
Canción mixteca
Harry Dean Stanton y Nastassjia Kinski
Paris, Texas, de Win Wenders

José López Alavez
Canción mixteca
(1912 - 1915)

Qué lejos estoy del suelo donde he nacido. Inmensa nostalgia invade mi pensamiento; y al verme tan solo y triste cual hoja al viento, quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento. Oh tierra del sol, suspiro por verte ahora que lejos yo vivo sin luz, sin amor; y al verme tan solo y triste cual hoja al viento, quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.

https://www.youtube.com/watch?v=jJI_wC82k0A
Harry Dean Stanton y Nastassjia Kinski
Paris, Texas, de Win Wenders

Canción mixteca How far I am from the ground where I was born Immense nostalgia invades my thought; And seeing me as lonely and sad as a leaf in the wind, I want to cry, I would die of feeling. Oh land of the sun! I sigh to see you Now that far I live without light, without love; And seeing me as lonely and sad as a leaf in the wind, I want to cry, I would die of feeling.


DE OTROS MUNDOS
LAS CANCIONES MÁS BELLAS DEL MUNDO
Léo Ferré / Jane Birkin / Avec le temps
Jacques Brel / Ne me quitte pas
Amy Winehouse / Back to Black
Amy Winehouse / Valerie
Amy Winehouse / You Know That I'm No Good
Chavela Vargas / Llorona
Joan Manuel Serrat / Lucía
Chavela Vargas / Las simples cosas
Rammstein / Du hast
Celia Cruz / Te busco
Syd Barrett / Shine On You
Les misérables / I Dreamed a Dream
Lhasa de Sela / Con toda palabra
Doris Day / Julie London / Fly Me To The Moon
Miguel Matamoros / Lágrimas negras
Patsy Cline / Crazy
Amália Rodrigues / Lágrima
Benny Moré / Cómo fue
Billie Holiday / All of me
Joan Manuel Serrat / Aquellas pequeñas cosas
Joan Manuel Serrat / Penélope
The Rolling Stones / Anybody Seen My Baby
Juan Gabriel / Hasta que te conocí
Bob Dylan / I Want You / Te deseo
Bob Dylan / Blowin' in the Wind / Soplando en el viento
Bob Dylan / Girl of the North Country / Muchacha del norte
Bob Dylan / Don’t think twice, it’s all right
Bob Dylan / Lay, Lady, Lay
Bob Dylan / Scarlett Johansson / When the Deal Goes Down
Marion Cotillard / Edith Piaf / Non, je ne regrette rien
Ricardo García Perdomo / Total
Jorge Drexler / Pedro Guerra / Cuídame
Agustín Lara / Piensa en mí / Luz Casal
Roberta Flack / Killing Me Soflty / Matándome suavemente
Óscar Chávez / Llorona
Natalia Lafourcade / Tú si sabes quererme
Natalia Lafourcade / Lila Downs / La fugitiva
Martin / SwayCharles Aznavour / La bohemia
Chris Isaak / Wicked Game / Juego perverso
Ursine Vulpine / Chris Isaak / Wicked Game
Juan Gabriel / La gata bajo la lluvia

RIMBAUD



Las canciones más bellas del mundo / Cuco Sánchez / Canción mixteca


Cuco Sánchez

Cuco Sánchez
CANCIÓN MIXTECA


https://www.youtube.com/watch?v=uyOWipp2FGw
José López Alavez
Canción mixteca
(1912 - 1915)

Qué lejos estoy del suelo donde he nacido. Inmensa nostalgia invade mi pensamiento; y al verme tan solo y triste cual hoja al viento, quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento. Oh tierra del sol, suspiro por verte ahora que lejos yo vivo sin luz, sin amor; y al verme tan solo y triste cual hoja al viento, quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.



Amanda Gorman recuerda el poder de la palabra en la investidura de Biden

 

Amanda Gorman


La poeta Amanda Gorman recuerda el poder de la palabra en la investidura de Biden

La autora, de 22 años, declama una obra suya cargada de esperanza por el país que encara la nueva Administración


Luis Pablo Beau
2O de enero de 2021

Amanda Gorman ha brindado uno de los momentos más poderosos de la investidura del presidente Joe Biden con su texto The Hill We Climb (La colina que subimos, en su traducción al español). A los 22 años se ha convertido en la poeta más joven en declamar en una ceremonia inaugural de un Gobierno. La autora ha recordado la fuerza de la palabra tras cuatro años de incendiarias proclamas gritadas a todo pulmón en la era de Donald Trump. Originaria de la vibrante y diversa Los Ángeles (California), Gorman se convierte en el rostro de una comunidad al que la Administración de Biden busca dar voz y esperanza. O en sus palabras: “Crear un país comprometido con todas las culturas, colores y caracteres del hombre”.

Anne Applebaum / “La aventura de Trump terminó. Pasará el resto de su vida ante los tribunales”

 

Anne Applebaum


Anne Applebaum: “La aventura de Trump terminó. Pasará el resto de su vida ante los tribunales”


Con Gulag, su primer libro de historia, la periodista Anne Applebaum ganó el Premio Pulitzer en 2004. Le llevó 10 años y hoy, dice, “no lo podría hacer” porque en Rusia la opacidad vuelve a ser cada vez más densa. La regresión del Kremlin y su efecto en Europa han sido objeto de estudio de esta maestra del análisis geopolítico. También los nuevos populismos y el ocaso de Trump, a quien después de lo ocurrido en el Capitolio pronostica un mal futuro. Bajo su lupa hierve una cuestión crucial de nuestro tiempo: el viejo choque entre democracia y autoritarismo en su versión del siglo XXI


JESÚS RUIZ MANTILLA

10 de enero de 2021


Anne Applebaum es una mujer fuerte y de opiniones contundentes. Para empezar, a Donald Trump, no le pronostica un buen futuro después de lo que ocurrió el pasado miércoles día 6 en el Capitolio: "Pasará el resto de su vida ante los tribunales", dice. Si no demostrara esa entereza, a esta periodista e historiadora estadounidense nacida en Washington hace 56 años le resultaría imposible abordar los asuntos sobre los que decide escribir. En 2004 ganó el Premio Pulitzer por su investigación sobre el Gulag, continuó con El telón de aceroLa destrucción de Europa del Este 1944-1956, siguió con Hambruna rojaLa guerra de Stalin contra Ucrania y ahora ha abordado la crisis de los Estados de derecho en Twilight of Democracy (El ocaso de la democracia), que aparecerá en su edición española a cargo de Debate en mayo. El libro incluye capítulos referentes a España en esa deriva que ha hecho ascender a los populismos de ultraderecha con técnicas propias de la desinformación dominada por Rusia. Es un terreno que Applebaum ha estudiado a fondo. Se ha convertido en una autoridad reconocida globalmente en la Europa del Este y la antigua URSS. Vive entre Estados Unidos y Polonia, donde se casó con el europarlamentario Radoslaw Sikorski. En los últimos tiempos, la pareja no ha dejado de preocuparse por la marcha atrás de sus respectivos países, sacudidos por fiebres autoritarias similares. Estados Unidos se ha librado —por el momento— de la suya, con Trump vencido en las urnas. Pero Polonia persiste en su rumbo bajo las siglas de Ley y Justicia y la presidencia de Andrzej Duda, cómplice del húngaro Viktor Orbán, la nueva piedra en el zapato de la UE tras el trauma del Brexit. Applebaum observa y escribe sobre ambos casos con su certera clarividencia y su juicio informado. Una visión que la ha convertido en una de las analistas políticas globales de referencia en los últimos años. Hablamos con ella hace tres semanas por videoconferencia. No se había producido el asalto en Washington. Pero este viernes contestó a unas preguntas más por correo electrónico acerca de lo sucedido.

martes, 19 de enero de 2021

Patricia Highsmith / Cinco lecturas perfectas

 



Centenario de Patricia HighsmithBIOGRAFÍA
CINCO LECTURAS PERFECTAS
PARA RECORDAR A LA REINA DEL SUSPENSE

La escritora americana, que hoy habría cumplido cien años, hizo de la novela negra todo un arte

19 de enero de 2021

Nacida en la ciudad texana de Fort Worth en 1921, Patricia Highsmith habría cumplido este martes cien años. La escritora americana hizo de la novela negra todo un arte a través de personajes oscuros, ambigüedad moral y atmósferas opresivas que contribuyeron a su fama.

Como resume Pedro G. Cuartango, «hay algo de inhumano y demoniaco en sus creaciones, que, la vez, evocan la perspicacia visionaria de un Dostoievski en el retrato de las pasiones y las emociones. Realmente nadie conoció a esta mujer solitaria e introvertida, que se refugiaba en una máscara de hostilidad para huir de la gente. Nos quedan sus novelas y Ripley, ese personaje de las mil caras que podría ser el alter ego de la autora.

«Extraños en un tren»

Perversa y cruel, la primera novela de Patricia Highsmith no sólo cautivó a Alfred Hitchcock, que compró los derechos para llevarla al cine sólo una semana después de ser publicada, sino que además inyectó al thriller una ambigüedad moral y una profundidad psicológica poco o nada común en la novela negra de la época. Con los años llegaría el turbio Tom Ripley y la popularidad creciente, pero «Extraños en un tren» sigue siendo la mejor puerta de entrada al universo Highsmith. Aquí está, circulando sobre raíles, la historia de Bruno y Guy, dos desconocidos que coinciden en un tren y deciden asesinar cada uno al enemigo del otro. Un crimen perfecto, sin móvil ni lógica aparente, y una magistral radiografía del bien y el mal y de los rincones más oscuros del ser humano. 

Por David Morán.



«Carol»

La escritora publicaba esta novela bajo pseudónimo. En ella cuenta la relación homosexual entre una casada de clase alta y una joven vendedora de unos grandes almacenes. El título, llevado al cine hace pocos años, acaba felizmente. Se trata de una narración autobiográfica, ya que Highsmith era una lesbiana promiscua que mantuvo relaciones con decenas de mujeres, de las que se enamoraba con la misma facilidad con la que rompía. Nunca tuvo un vínculo estable a lo largo de su vida. 

Por Pedro García Cuartango.

«El talento de Mr. Ripley»

Hay en sus trabajos un tema que aparece y reaparece de forma obsesiva: la fascinación por el mal. O tal vez sería más acertado decir la abolición de las fronteras entre el bien y el mal. Nadie mejor que Tom Ripley, el más popular de sus personajes, representa esa forma de vivir en la que no existen límites morales ni freno alguno al deseo o la ambición.

Highsmith se inspiró en Ripley para escribir cinco novelas, la primera de las cuales es «El talento de Ripley», publicada en 1955 y llevada al cine por René Clement con el título «A pleno sol». La película tuvo un enorme éxito, especialmente por la interpretación de Alain Delon, que acierta a encarnar el turbio y ambiguo arribista sobre el que gira la serie. No sería la primera película sobre la figura de este impactante personaje.

«El talento de Ripley» es una novela clásica de suspense, pero también un thriller psicológico porque más importante que la acción son las motivaciones de sus tres protagonistas, que se sumergen en un banal hedonismo para huir de un mundo en el que no han hallado su sitio. 

Por Pedro García Cuartango.



«Crímenes imaginarios»

Menos conocida que las que componen la serie de Ripley, y mucho menos aún que «Extraños en un tren», «Crímenes imaginarios» posee, sin embargo, todos los ingredientes para podérsela conceptuar una pequeña obra maestra del género.

Como es costumbre en la Highsmith, el mundo limitado en que se mueven sus criaturas de ficción está presente también en este libro. Aunque la acción se desarrolle en tres escenarios diferentes -cercanías de Ipswith, Brihgton y sus alrededores y Londres- el centro radial apenas ocupa media docena de personajes. Precisamente en un momento determinado, Patricia Highsmith se refiere a su protagonista con palabras aplicables a ella misma: «Pensaba que en la vida real la gente estaba más separada que conectada, y que la conexión de tres o más personas en una novela es un artificio del autor, quien elimina al resto del mundo que no aporta nada nuevo».

En la mayoría de las obras de la Highsmith, apenas existen los comparsas, o, en todo caso, se trata de unos comparsas que enseguida adquieren entidad propia y campan por sus respetos, aunque nunca oscurezcan la fuerte personalidad de los protagonistas. En «Crímenes imaginarios», este se llama Sidney Bartleby. Novelista y autor de guiones para la televisión, vive obsesivamente su vocación, hasta el punto de que a veces le gusta idear cosas que no existen más que en su cerebro. Como, por ejemplo, que asesina a su joven esposa, Alicia, la cual, entregada a su pasión por la pintura, decide ausentarse de su hogar por tiempo indefinido sin decir a nadie donde se encuentra. Los padres, pasado un tiempo prudencial, deciden dar parte a la Policía de su desaparición, impulsados por ciertas sospechas, lo que genera situaciones inquietantes. No ya sólo por culpa de Sidney, sino también de la propia Alicia, quien, cuando se entera de que la buscan decide cambiar de personalidad y vivir clandestinamente unos amores recién estrenados

Por Antonino González Morales.


«Suspense»

Se trata de un ensayo en el que la autora desgrana su proceso creativo, pero sin pretender convertirse en un manual de instrucciones, como ella misma advierte: «Muchos escritores principiantes creen que sus colegas ya consagrados deben tener alguna fórmula mágica para alcanzar el éxito. El presente libro conseguirá, sobre todo, que se desvanezca esta idea. No hay ningún secreto para alcanzar el éxito escribiendo, salvo la individualidad o, si se prefiere, la personalidad».

Se trata de la particular visión de Highsmith acerca de cómo ella escribía novelas de misterio. Sin que falte alguna que otra confesión: «El premio de los Mystery Writers of America lo tengo colgado en el cuarto de baño, que es donde cuelgo todos los premios porque allí parecen menos pomposos».

 Por Antonio Fontana.

ABC