jueves, 30 de octubre de 2014

Cassia Lupo / Vaca


 Cassia Lupo
VACA








Kenneth Rexroth / Los poemas de amor de Marichiko

Balthus

 
Renneth Rexroth
 Los poemas de amor de Marichiko


IV
Me preguntas en qué pensaba
Antes de que fuéramos amantes.
La respuesta es fácil.
Antes de conocerte
No tenía nada en qué pensar.

VI
Sólo nosotros.
En nuestra pequeña casa
Lejos de todos,
Lejos del mundo,
Sólo el sonido del agua sobre la piedra.
Y entonces te digo:
"Escucha: el viento pasa entre los árboles".


VII
Hacer el amor contigo
Es como beber agua de mar.
Mientras más bebo
Más sedienta me pongo,
Hasta que nada puede saciar mi sed
Sino beberme todo el océano.


IX
Me despiertas,
Apartas mis muslos, y me besas.
Te regalo el rocío
De la primera mañana del mundo.


XIII
Tendida sobre la pradera, abierta a ti
bajo el sol de la tarde,
Una vaga neblina esconde a medias
Mis pétalos de rosa.


XV
Porque sueño
Contigo cada noche,
Mis días de soledad
son sólo sueños.


XVIII
El fuego
Quema mi corazón.
No levanta ningún humo.
Nadie lo sabe.


XX
¿Quién está ahí? Yo.
¿Quién yo? Yo soy yo. Tú eres tú.
Tomas mi pronombre,
Y somos nosotros.

XXV
Tu lengua borda y se desliza
Dentro de mí,
Y me vuelvo sorda y resplandezco
Con una luz inestable
como el interior
De una expansiva
Y dilatada perla.

XLII
Cuántas vidas hace
que nadé por vez primera en el torrente del amor,
Para descubrir al fin
Que la orilla es inalcanzable.
Y sin embargo sé
Que voy a seguir nadando y nadando.

XLIV
El desorden de mi pelo
Se debe a mi almohada insomne y solitaria.
Mis ojos hundidos y mi rostro demacrado
Son tu culpa.

L
En el parque un cuervo despierta
Y se lamenta bajo la luna llena.
Y yo me despierto y lloro
Por los años que se han ido.

LI
¿Me hiciste tuya porque me amabas?
¿Me hiciste tuya sin haberme amado?
¿O solamente me hiciste tuya
para poner a prueba mi corazón?




Pablo Gallo / Imágenes de bazar

Sobremesa de domingo
(Acrílico sobre lienzo, 38 x 55 cm)

Pablo Gallo
IMÁGENES DE BAZAR
2005


Jazz Suite
(40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Composición con plátano
(45 x 45 cm, acrílico sobre lienzo)


Cadena alimentaria
(45 x 45 cm, acrílico sobre lienzo)


Alrededor de Tom Waits
(Colección Restaurante Kasko, Bilbao, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Vermeer
(Colección particular, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


El Velero
(Colección Restaurante Kasko, Bilbao, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Composición chinesca
(40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Mantis 1
(Colección particular, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Mantis 2
(Colección particular, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)







Composición con juguetes
(Colección particular, 32 x 55 cm, acrílico sobre lienzo)


El último viaje de Chet
(Colección particular, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Como en un Zoo
(Colección particular, 40 cm diámetro, acrílico sobre lienzo)


Torre 2
(Colección Ayuntamiento de Sestao, Bizkaia, 162 x 65 cm, acrílico sobre lienzo)

Columna para un día abstracto
(162 x 65 cm, acrílico sobre lienzo)


Pablo Gallo (La Coruña, 1975) se formó en la Escuela de Arte Pablo Picasso de La Coruña y en la Escuela de Arte Massana de Barcelona. Ha recibido diversos premios por sus pinturas y videos y viene desarrollando una permanente labor expositiva desde 1995. En los últimos años su obra se ha centrado en establecer conexiones entre las artes plásticas y la literatura. Es autor de los libros “Hiperhíbridos” (El Gaviero Ediciones, 2011) y “El libro del voyeur” (Ediciones del Viento, 2010) que reúne 69 de sus dibujos eróticos circulares acompañados de textos de 69 escritores españoles e hispanoamericanos. Ha ilustrado el libro de Nacho Vegas titulado “Política de hechos consumados” (Limbo Starr, 2009). Ha colaborado con sus dibujos en revistas literarias como Quimera, La Bolsa de Pipas, Vinalia Trippers o Hermano Cerdo, en el periódico La Voz de Galicia y en la antología “Perversiones, breve catálogo de parafilias ilustradas” (Editorial Traspiés, 2010). En la actualidad vive en Bilbao.



Pablo Gallo / Bilbao Nocturno


Gran vía
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 60 cm de diámetro)


Pablo Gallo
BILBAO NOCTURNO
2005


Calle Santa María
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 50 cm de diámetro)

Beso nocturno
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 50 cm de diámetro)

Belostikale
(Acrílico sobre lienzo, 60 cm de diámetro)

Jardines de Albia
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 60 cm de diámetro)

Parque Doña Casilda
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 50 x 50 cm)

Plaza nueva
(Colección particular, acrílico sobre lienzo, 50 x 50 cm)

Café Iruña
(Colección particular, acrílico sobre lienzo)

Goienkale
(Colección particular, acrílico sobre liezo)

Muelle Marzana
(acrílico sobre lienzo, 46 x 54 cm)


Pablo Gallo (La Coruña, 1975) se formó en la Escuela de Arte Pablo Picasso de La Coruña y en la Escuela de Arte Massana de Barcelona. Ha recibido diversos premios por sus pinturas y videos y viene desarrollando una permanente labor expositiva desde 1995. En los últimos años su obra se ha centrado en establecer conexiones entre las artes plásticas y la literatura. Es autor de los libros “Hiperhíbridos” (El Gaviero Ediciones, 2011) y “El libro del voyeur” (Ediciones del Viento, 2010) que reúne 69 de sus dibujos eróticos circulares acompañados de textos de 69 escritores españoles e hispanoamericanos. Ha ilustrado el libro de Nacho Vegas titulado “Política de hechos consumados” (Limbo Starr, 2009). Ha colaborado con sus dibujos en revistas literarias como Quimera, La Bolsa de Pipas, Vinalia Trippers o Hermano Cerdo, en el periódico La Voz de Galicia y en la antología “Perversiones, breve catálogo de parafilias ilustradas” (Editorial Traspiés, 2010). En la actualidad vive en Bilbao.



miércoles, 29 de octubre de 2014

Selfies / La fotografìa como juego sexual

Jennifer Lawrence
Una selfie de escándalo
Por qué un selfie erótico 
te puede subir la autoestima
La práctica de fotografiarse desnudo, como juego sexual, adquiere nuevas proporciones y consecuencias en la era digital.

RITA ABUNDANCIA 
El País, 28 de octubre de 2014
.
piernas
Nicole Galau
El escándalo de los selfies de famosas desnudas o en poses eróticas filtrados en la red, sumado a la fobia de Facebook hacia los pezones, no hace sino poner de relieve que nos encontramos a años luz de tener una relación de cordialidad con nuestra sexualidad, cuerpo y erotismo. Los artículos sobre el tema de las fotos de las actrices y cantantes –¿qué hay de la versión masculina?– provocaron comentarios de todo tipo por parte de los lectores. La mayoría no abordaba el tema de la ilegalidad o inmoralidad de meterse en la vida privada de otra persona y publicar sus instantáneas más íntimas, sino que desviaba el debate hacia la decencia o no de retratarse en cueros; ridiculizando, demonizando, frivolizando, menospreciando y socavando la idea en sí misma, y no sus consecuencias, en un mundo donde hacerse una foto y que inmediatamente media Humanidad la vea es más fácil que conseguir volver a ver al individuo en honor al cuál te la hiciste.


Scarlett Johansson

“No sé de qué protestan, si total acuden a las alfombras rojas semidesnudas”, “si eres una guarra, atente a las consecuencias”, “si alguien se retrata así, es para que los demás la vean ¿no?”. Éstas y otras perlas similares eran comentarios muy comunes en un mundo que descubre, alarmado, que los amantes se envían fotos tal como dios los trajo al mundo para su diversión, calentamiento o flirteo. Y que, lamentablemente, publicar una de esas instantáneas tiene el poder de minar la imagen pública de alguien, ¡cómo si no estuviéramos ya curados de espanto!


Scarlett Johansson

Elvira Lindo / La nueva cara de Renée Zellweger

Renée Zellweger
La nueva cara

La nueva cara de Renée

Ahora es una mujer intercambiable con las señoras que pasean 

por Madison Avenue con sus labios de pato



“Siempre llevo zapatos llamativos. Pero eso tiene un porqué, es para evitar que me miren la cara y vean que soy un pellejo. La gente dice, qué zapatos más raros llevas... Y se olvidan de mis arrugas”. Es algo que suele decir Geraldine Chaplin. Cada vez que lo escucho, el primer pensamiento que se me viene a la cabeza es, ¿dónde hay que firmar? Comparto su afición por los zapatos extravagantes. Los zapatos, en su osadía o en su vulgaridad, dicen mucho de las personas. No hablo de zapatos de firma, no me refiero a unos Manolos, por así decirlo, sino de zapatos aventureros, osados, llamativos, atrevidos. Pero una vez compartido el entusiasmo zapatista de la que alguien llamó por la calle “la hija del Gordo y el Flaco”, pienso que lo verdaderamente envidiable de Geraldine son las arrugas.
Son esas arrugas las que transmiten arte, encanto, sabiduría, belleza, singularidad, en esas arrugas está la esencia intacta de la genialidad de su padre, que envejeció así, con esas mismas líneas del tiempo en un rostro huesudo que poseía la expresividad de las caras intemporales de los mimos, los clowns o los actores de teatro. Geraldine, de jovencita, cuando interpretó a la sufrida esposa del doctor Zhivago, poseía un encanto tan puro que parecía imposible desearla como se desea a una mujer hecha y derecha. Era, sin duda, la esposita buena, aquella a la que el doctor Zhivago deja en casa con un crío en brazos para echarse él en brazos de Lara, que no por casualidad fue interpretada por Julie Christie, una belleza sexual de pies a cabeza, que parecía estar hecha en su juventud para pasarse el día despeinada en la cama y no todo el tiempo entregada a la lectura. Aquellas dos mujeres tan diferentes, Geraldine y Julie, atravesaron la edad madura y alcanzaron la vejez, si es que a esas mujeres se las puede llamar viejas, transformando la belleza propia de la juventud, pura en una y sexual en otra, en un atractivo distinto pero no menos impactante.

"Tal vez el cine futuro tenga que incluir el papel de abuela operada que recibe a los nietos sin pestañear"
Elvira Lindo



María José Cristerna / la mujer vampiro



María José Cristerna
LA MUJER VAMPIRO

No sabríamos decir si la mexicana María José Cristerna, más conocida como la mujer vampiro, récord Guinness por ser la mujer con más cambios en su cuerpo es la obra de arte o en cambio son sus tatuadores los que deben figurar como artistas consagrados, aunque el resultado final quede para las grandes dudas.

Si rascamos vemos que María José Cristerna es la dueña de la empresa “Adiccion Corporal Tattoo & Piercing”, es decir que todo queda en casa y que ella se ha convertido en el mejor reclamo publicitario de su propia empresa. Emplea su cuerpo como el lienzo perfecto para probar, demostrar y convencer.

Es abogada, madre de cuatro hijos, varios cuernos de titanio en la frente, el 98% de su cuerpo está tatuado y se implantó dos colmillos para parecer una vampiro.

martes, 28 de octubre de 2014

Hollywood, la meca del bisturí


Hollywood, la meca del bisturí

El cambio estético de Renée Zellweger reaviva el debate sobre la presión que sufren las actrices en la industria del cine para mantenerse jóvenes

       

    El antes y después de Renée Zellweger. / CORDON PRESS
    Renée Zellweger llegó ayer a ser trending topic mundial durante varias horas. O lo que es lo mismo: cientos de miles de personas opinaron en las redes sociales sobre su cambio estético, la mayoría mostrando su sorpresa ante el nuevo rostro de la actriz.

    Pablo Gallo / Demasiada calma en la ciudad


    FOR
    (Colección particular, acrílico sobre lienzo, 100 x 100 cm)


    Pablo Gallo

    DEMASIADA CALMA EN LA CIUDAD
    2007




    Casa Jesusa
    (Colección particular, acrílico sobre lienzo, 100 x 100 cm)


    Cine Avenida
    (Colección particular, 100 x 100 cm, acílico sobre lienzo)


    La Bombilla
    (Colección particular, 100 x 100 cm, acílico sobre lienzo)