lunes, 20 de agosto de 2018

Maltratos, alcohol y abandono / El drama de Aretha Franklin, la reina del soul



Aretha Franklin y Glynn Russell  caminan hacia el altar
11 de abril de 1978

Maltratos, alcohol y abandono: el drama de Aretha Franklin, la reina del soul

Pablo Scarpellini
Los Angeles, 18 de agosto de 2018



La cantante se maquilla en 1969 antes de salir a actuar en el Newark Symphony Hall de Nueva Jersey.


Tuvo su primer hijo con 12 años; el segundo, con 14. Su primer marido la maltrataba y lidió contra el alcohol. Ha muerto tras luchar contra el cáncer
Detrás de la voz rotunda hubo siempre un drama. En eso la vida de Aretha Franklin no fue muy diferente a la de otras divas de la canción. Etta James o Tina Turner tuvieron infancias complicadas y fueron víctimas de abusos físicos y psicológicos sin que el tamaño de su talento pudiese mediar en el asunto.
A Franklin, nacida en una casa humilde del Memphis de 1942, le tocó aguantar la traumática carga de un embarazo a los 12 años y otro a los 14, fruto de relaciones con dos jóvenes distintos. También tuvo que lidiar con un padre mujeriego y autoritario, además de la separación de sus progenitores cuando sólo tenía seis años, la muerte de su madre a los 10 y la carga pesada de su alcoholismo más la guerra constante con el sobrepeso. No faltarán los psicólogos que se lo achaquen a lo que tuvo que vivir la joven Aretha durante su infancia y juventud.
"Tuvo una infancia dura", admitió a la revista People uno de sus biógrafos, David Ritz, y una necesidad imperiosa de mantener las partes oscuras a cubierto, siempre tratando de mostrar una cara mucho más amable que lo pasaba de puertas para adentro. Al principio se creyó que su primer hijo podía ser de su padre, Clarence LaVaughn C.L. Franklin, un pastor de una iglesia baptista en Detroit muy poco convencional. Una de las biografías de su hija asegura que era aficionado a las orgías bajo el mismísimo techo del templo en el que daba sus sermones de voz cavernosa.
Al final, resultó ser de un niño de su mismo colegio, un tal Donald Bruk, ydos años más tarde volvió a dar a luz, de nuevo un varón aunque de distinto padre. Esos dos golpes prematuros en la vida no frenaron sus ansias. Aretha quería ser cantante y no dudó en marcharse a Nueva York con 18 años y no mirar atrás. A los niños los criaron su abuela y la hermana de ésta.





Allí conoció a Ted White, su primer marido, el hombre del que se separó por las presuntas palizas que le pegaba. Ya desde el principio de su carrera Franklin se topó con los tabloides, como explica Ritz, cuando se empezaron a filtrar las agresiones del hombre que también ejercía de mánager de la cantante. Ella detestaba esos rumores y se empeñaba en desmentirlos. "Había historias que la pintaban como víctima de violencia doméstica y a ella no le gustaba", explica Ritz. "No le gustaba la imagen de ser una mujer maltratada. Adoraba el blues, pero no quería ser percibida como una figura trágica del blues".
Pese a la imagen de perfección que pretendía proyectar, se separó de White en 1969, poniendo fin a un matrimonio que comenzó cuando la cantante tenía 19 años. Además de los abusos físicos, entre ellos hubo muchas disputas en el ámbito profesional. Antes del divorcio, cesó a White como mánager y a eso le siguieron las órdenes de alejamiento. Todo ello aderezado por fuertes etapas de alcoholismo antes de volver a la sobriedad en los 70.

¿Abandonada por su madre?

Tampoco estaba de acuerdo con las versiones que hablaban del abandono de su madre, que decidió trasladarse a Buffalo (Nueva York) tras las varias infidelidades su marido. "De ninguna forma o manera nos abandonó nuestra madre", dijo la propia cantante en su autobiografía, Aretha: From These Roots. "Era extremadamente responsable, amorosa y protectora". Jamás habló de su vida turbulenta en público ni del cáncer que padecía desde hacía años, pese a haber acabado con la vida de tres hermanos. Las únicas pistas que dejó caer llegaron a través de su música, de las letras de canciones como Think, Chain of Fools y The House that Jack Built, temas donde se adivinaban sus problemas maritales.





No fue, tampoco, una mujer rencorosa. Pese a la relación tormentosa con su padre, optó por estar a su lado hasta el final. A Franklin le pegaron un tiro en la cabeza en 1979 en un robo a mano armada en su casa de Detroit. La reina del soul estuvo haciendo el viaje entre Los Angeles y Detroit una vez al mes para estar junto a él hasta el final, en 1984. Ya para entonces se había instalado de vuelta en Detroit, coincidiendo con el final de su segundo matrimonio con el actor Glynn Turman. En uno de sus viajes le cogió miedo a volar y decidió no volver a montarse en un avión hasta nueva orden. Fue un bimotor que atravesó turbulencias y de donde pensó que no salía, viajando en autobús de concierto en concierto desde entonces.
Aún así, no faltó nunca a las citas importantes. Cantó para tres presidentes demócratas en sus actos inaugurales, siendo el de Barack Obama el más reciente y recordada en enero de 2009. 
"(Franklin) Nos ayudó a sentirnos más conectados, más esperanzados, más humanos. Y a veces ella nos ayudaba a olvidarnos de todo lo demás y bailar", escribió el ex presidente en su despedida a la artista. "Aretha puede haber pasado a un lugar mejor, pero el don de su música permanece para inspirarnos a todos. Que la reina del soul descanse en paz eterna".

Así pasó Aretha Franklin sus últimos días


Aretha Franklin
T.A.

Así pasó Aretha Franklin sus últimos días


Lisa Respers France
17 de agosto de 2018

(CNN) – La vida de Aretha Franklin terminó en medio del cariño y consuelo de sus seres queridos, según revelaron familiares y amigos de la legendaria cantante.

Vaughn Franklin, sobrino de la artista, le dijo a CNN que ella estuvo “rodeada por mucho amor” mientras su vida se apagaba. “La familia estuvo ahí”, relató. “Solo ver su transición desde la que estuve con ella la semana pasada hasta donde se encontraba después fue impresionante”.

Estafas y racismo / Por qué Aretha Franklin obligaba a que le pagaran en efectivo


Aretha Franklin
T.A.

Estafas y racismo: por qué 

Aretha Franklin obligaba 

a que le pagaran en efectivo

No era extraño que en el backstage de los conciertos se viera a la ‘reina del soul’ con pilas de dinero


18 de agosto de 2018


Aretha Franklin, la ‘reina del soul’ recientemente fallecida, cobraba todas sus actuaciones por adelantado y en efectivo. La razón era la desconfianza que le generó que en el inicio de su carrera los representantes y hombres de negocios del sector estafaran a los cantantes de raza negra a la hora de pagar, ya sea recortando derechos o pagándoles menos que a sus colegas blancos, repasa en un artículo Time.

domingo, 19 de agosto de 2018

Rosario Castellanos / Nostalgia


Guillermo Martí Ceballos

Rosario Castellanos
Nostalgia

Ahora estoy de regreso.
Llevé lo que la ola, para romperse, lleva
-sal, espuma y estruendo-,
y toqué con mis manos una criatura viva;
el silencio.

Heme aquí suspirando
como el que ama y se acuerda y está lejos.


Aretha Franklin / La irrepetible voz del alma



Aretha Franklin


Aretha Franklin, la irrepetible voz del alma

Conocida como 'reina del soul', la prodigiosa cantante simbolizaba el esplendor de la música afroamericana en su cruzada de supervivencia, influencia y reconocimiento


Fernando Navarro
Madrid, 16 de agosto de 2018

De todas las extraordinarias dimensiones emocionales a las que lleva la música, ninguna llegó hasta donde llegaba Aretha Franklin. Cantó en su propia galaxia, con sus propias reglas de gravedad, con un estilo tan sofisticado y pasional que alumbró con la fuerza de una supernova todo un género como el soul, el estilo que más definió con su voz torrencial, pero no el único de todos en los que dejó su imborrable estela. Muerta a los 76 años en Detroit (Estados Unidos), la cantante estadounidense fue más que una vocalista prodigiosa: simbolizaba el esplendor de la música afroamericana en su cruzada de supervivencia, influencia y reconocimiento.

La verdadera historia de ‘Respect’, la canción escrita por un hombre que Aretha Franklin convirtió en himno feminista

La verdadera historia de ‘Respect’, la canción escrita por un hombre que Aretha Franklin convirtió en himno feminista

La muerte de la cantante ha dejado a millones de apasionados del soul huérfanos de su gran estrella, pero también una de las más grandes canciones sobre los sentimientos femeninos que hemos conocido



GUILLERMO ALONSO
17 AGO 2018 - 04:09 COT

“R-E-S-P-E-T-O. Averigua lo que significa para mí”. Cuando Aretha Franklin (Memphis, 1942-Detroit, 2018) cantó con desgarro esa frase en 1967 parecía que estaba respondiendo a la popular pregunta que lanzó al aire Sigmund Freud décadas antes: “¿Qué es lo que quiere una mujer?”. Lo más curioso es que Respect, para la posteridad un himno feminista y una de las canciones más conocidas y veneradas de la historia del soul, fue antes una composición de Otis Redding pensada para ser cantada por hombres. Respect no es solo hoy un himno por su letra poderosa y reivindicativa, sino porque esa letra surgió cuando se le dio la vuelta a todo lo que un hombre le pedía a una mujer.

sábado, 18 de agosto de 2018

Lectores / Cuando un libro se nos cae




Cuando un libro se nos cae

Un 19% de las obras de narrativa general se abandonan antes de la mitad

JOSÉ ANTONIO MILLÁN
17 AGO 2018 - 12:23 COT




Pilas de libros.
Pilas de libros.

¿Quién no ha tenido la tentación de abandonar una lectura comenzada? Esta acción no suele pregonarse, pero basta con que el tema surja en una red social (“No he podido terminar el libro X”) para que salten experiencias similares: “Yo tampoco pude con Y”, “A mí Z me ha resultado intragable”. La red social de lectura Goodreads hizo una de las raras encuestas que hay sobre el tema entre sus lectores (en inglés). En ella se vio cómo se habían caído de las manos de los lectores clásicos voluminosos, como Moby Dick o Ulises, aunque también se dejaron libros más breves, como Cincuenta sombras de Grey. En las redes sociales españolas se han visto recientemente lectores que anunciaban que dejaban la lectura de Solenoide, extensa novela (800 páginas) de un famoso escritor rumano, aunque inmediatamente surgían otros que manifestaban el placer que tenían con ella. También es muy frecuente que se deje una obra y años más tarde se retome para terminarla. En busca del tiempo perdido, de Proust, es un caso típico. El impulso para leer un libro puede ser su prestigio antiguo (clásicos) o su actualidad (obras de moda), pero de nada servirán si los lectores no lo encuentran atractivo o interesante. Y ese juicio puede ser muy personal.

Alberto Manguel / Érase una vez el “érase una vez”




Érase una vez el “érase una vez”

Algunos comienzos de libros se hacen tan célebres que se convierten en lugares comunes: 'El Quijote', 'Cien años de soledad', 'La metamorfosis'... ¿Qué secreto encierran esas frases que pasan a la posteridad?


Alberto Manguel
17 de agosto de 2018




Ilustración de Pep Boatella.
Ilustración de Pep Boatella.

Cuando el Conejo Blanco aparece ante el Rey Rojo para dar su testimonio en el País de las Maravillas, dice que no sabe por dónde empezar. “Empiece en el principio”, le dice el Rey, “y siga hasta que llegue al final. Entonces deténgase”. ¿Pero qué es ese principio? San Juan, pensando sin duda que aclaraba así el complejo dogma cristiano, escribió que en el principio era el verbo. Siglos más tarde, en la primera parte del Fausto, el desilusionado doctor busca en esa primera palabra el entendimiento que siente le falta. Lutero había traducido ese verbo (logos) como wort, “palabra”, perdiendo así los otros sentidos implícitos en el vocablo griego, y Fausto se propone leerlos como “sinn”, “kraft” y “tat” —“intelecto”, “fuerza” y “acción”—. Para Fausto, en el principio del libro sagrado están todas esas cosas.

viernes, 17 de agosto de 2018

Aretha Franklin / Abrigo de visón, manitas de cerdo


Aretha Franklin
SCIAMMARELLA

Aretha Franklin

Abrigo de visón, manitas de cerdo

Aretha Franklin tuvo una racha extraordinaria pero luego se desaprovecharon sus dotes


17 de agosto de 2018

Esta historia de Aretha Franklin ocurre en un hotel de lujo neoyorquino. La cantante hace su entrada en el hall, con sus joyas y su abrigo de visón; ha estado de compras y aprieta contra su pecho una bolsa grande de papel de estraza. De repente, la bolsa revienta y su contenido se desparrama por el suelo encerado. Empleados y clientes se quedan horrorizados. Son productos de casquería y despojos: tripas, intestinos, morros, orejas, patas de cerdo. Como si nada tuviera que ver con ella, Aretha continúa andando hasta el ascensor y, sin mirar atrás, sube hacía su suite.

Sergio Ramírez / Nunca cerrar los ojos






Marcha contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua
Marcha contra el gobierno de Daniel Ortega en Managua EFE

Nunca cerrar los ojos

Los estudiantes que protestan en Nicaragua están devolviendo al país la moral perdida



Sergio Ramírez
28 de abril de 2018

Jamás antes la doble condición que siempre he defendido en mí mismo, la del escritor y el ciudadano, se hizo tan patente como el mediodía del 23 de abril cuando subí a la cátedra del paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares para pronunciar mi discurso ritual tras recibir de manos del rey de España el Premio Cervantes.

Nicaragua / Una represión sin sentido



El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, junto a la escritora Gioconda Belli, en la concentración en la Puerta del Sol.
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez, junto a la escritora Gioconda Belli, en la concentración en la Puerta del Sol.  EFE

Una represión sin sentido

Todo diálogo debe darse lejos de la manipulación y el engaño y estar dirigido a volver a la democracia plena y el respeto a los derechos humanos



Sergio Ramírez
23 de abril de 2018

En Nicaragua el régimen está usando la violencia desproporcionada y sin sentido para reprimir la justa protesta ciudadana encabezada por los jóvenes que están siendo masacrados por fuerzas paramilitares y policiales. Centenares han sido apresados y no se sabe de su paradero.

Santos se voló


SANTOS SE VOLÓ
Gustavo Álvarez Gardeazábal
Publicado en Diario ADN, agosto 15 2018

El articulo 196 de la Constitución dice textualmente “….El Presidente de la República, o quien haya ocupado la Presidencia a título de encargado, no podrá salir del país dentro del año siguiente a la fecha en que cesó en el ejercicio de sus funciones, sin permiso previo del Senado…”.Está incluido en nuestra carta magna hace más de 100 años, cuando el presidente Reyes se fue a visitar Santa Marta y se les montó en un barco para Europa y no volvió.

jueves, 16 de agosto de 2018

Bram Stoker / Algo en la sangre





Algo en la sangre. 

La biografía secreta de Bram Stoker, 

el hombre que escribió Drácula

David J. Skal

Traducción de Óscar Palmer Yáñez. Es Pop Ediciones. Madrid, 2017. 672 páginas, 30€
JASON ZINOMAN | 27/10/2017



Las historias de vampiros ya circulaban mucho antes de que Drácula empezase a sorber sangre. Entonces, ¿qué tenía el conde transilvano para cautivar la imaginación del público y convertirse en uno de los personajes más famosos de la literatura moderna? La respuesta fácil es: el sexo vende. Más que cualquier otro monstruo del terror clásico, Drácula conjuga las amenazas violenta y carnal. La novela gótica de Bram Stoker revitalizó la leyenda del vampiro -señala Stephen King acertadamente- porque “jadea con auténtica energía sexual”. Algo en la sangre es un examen a fondo del origen de esa respiración agitada [y coincide con el lanzamiento en España de Los poderes de la oscuridad (Ed. B), la versión perdida que Stoker escribió con V. Ásmundsson en 1901].

De dónde son los vampiros

¿De dónde surgen los vampiros?

A pesar de que fue el escritor Bram Stroker el que utilizó la imagen del vampiro “chupasangre” en su libro Drácula, el mito ha subsistido como sinónimo de muerte y enfermedad en varias partes del mundo. El auge de este mito se dio en Europa, en los siglos XVII y XVIII.

Bram Stoker / Dracula / Ilustraciones de Beatriz Martín Vidal



Drácula

Bram Stoker. Ilustraciones de Beatriz Martín Vidal

Prólogo de Gustavo Martín Garzo. Traducción de Flora Casas. Anaya infantil. Madrid, 2012. 432 páginas, 18 euros
CECILIA FRÍAS | 21/12/2012 | 


Ilustración de Beatriz Martín Vidal
Considerada por Oscar Wilde como la novela más bella y por otros célebres artistas como una de las mejores obras de la literatura universal, pocos se atreverán a poner en duda que la fascinación por Drácula se mantiene intacta a pesar de los años transcurridos desde aquel 1897 en que fuera escrita, como destaca Gustavo Martín Garzo en el interesante prólogo a esta cuidada edición que ve la luz con motivo del centenario de la muerte de Bram Stoker.

Aunque gran parte del público adolescente habrá sucumbido al hechizo del vampiro a través de las versiones cinematográficas y otras adaptaciones, la sorpresa del que se atreva a dar el salto hasta el original que lo alumbró será mayúscula ya que, mucho más allá del terrorífico argumento propio de la fantasía gótica, descubrimos que Stoker edifica con paciencia una obra magna que contiene en su interior otras muchas novelas.