jueves, 28 de febrero de 2019

Pilar Reyes lidera la nueva división literaria de Random House


PILAR REYES


Pilar Reyes lidera la nueva división literaria de Random House

El grupo reestructura la firma tras la muerte de Claudio López Lamadrid


Madrid, 25 febrero de 2019

Penguin Random House Grupo Editorial anunció ayer un cambio en su estructura en España, tras el inesperado fallecimiento el pasado 11 de enero de Claudio López Lamadrid, director editorial de la firma y de los sellos Literatura Random House, Reservoir Books y Caballo de Troya. “A partir de ahora Pilar Reyes liderará una nueva división editorial dentro de Penguin Random House Grupo Editorial integrada por todos los sellos literarios del grupo, tanto en la linea de ficción como de ensayo. Formaran parte de esta división los sellos Alfaguara, Lumen, Caballo de Troya, Literatura Random House, Reservoir Books, Debate y Taurus”, dice la nota informativa.
Reportando a Reyes, Miguel Aguilar asumirá la dirección literaria de los sellos Literatura Random House, Reservoir Books y Caballo de Troya, se mantiene como director literario de Debate y Taurus. De Aguilar dependerán Jaume Bonfill, al frente de Reservoir Books, y Albert Puigdueta y Carme Riera, como editores de los sellos Literatura Random House y Caballo de Troya, que seguirá contando con sus editores invitados. En cuanto al área de ensayo, Aguilar seguirá contando con Elena Martínez Baviere quien, además del sello Taurus, pasa a integrar el equipo de Debate. Roberta Gerhard reportara a Martínez, como editora de ambos sellos. Juan Diaz dirigirá la coordinación editorial del grupo y continuará como director de Ediciones B, Debolsillo, Penguin Clasicos, Vergara, Nova, Plan B, B de Bolsillo y la División de Infantil, Juvenil y Cómic.


Lucy Boynton / La mujer que conquistó el corazón de Rami Malek


Lucy Boynton


Lucy Boynton, la mujer que conquistó el corazón de Rami Malek

El actor dedicó su Oscar a su compañera de reparto de 'Bohemian Rhapsody'. La pareja, que se conoció en el rodaje, protagonizaron el momento más romántico de la gala

Madrid, 26 de febrero de 2019 

Han protagonizado el momento más romántico de la gala de los Oscar. La noche del pasado domingo, Rami Malek y Lucy Boyton acapararon todas las miradas cuando el intérprete de Bohemian Rhapsody besó hasta tres veces a su acompañante antes de subir a recoger la estautilla como Mejor actor. “Lucy Boynton, tú eres el corazón de esta película. Tienes un talento inmenso. Has capturado mi corazón. Muchas gracias”, dijo Malek en su discurso ante una embobada y sonriente Boynton.

El miedo, la soledad y el estilo / Cómo Rami Malek se ganó ser Freddie Mercury







Rami Malek estaba tan convencido de que le iban a coger para hacer de Freddy Mercury en la gran pantalla que hasta se puso dientes para imitar las fauces del vocalista de Queen. John Russo / Ilaria Urbinati / REUTERS

El miedo, la soledad y el estilo: cómo Rami Malek se ganó ser Freddie Mercury

El actor cuenta cómo se preparó para llevarse el Oscar al mejor actor por meterse en la piel del líder de Queen en 'Bohemian Rhapsody'


ROCÍO AYUSO
Los Angeles, 25 de febrero de 2019

Malek se ha hecho popular por interpretar al hacker de la serie Mr. Robot. Nada comparado con el gigantismo de Bohemian rhapsody. Además, la realización de la película no ha sido lo que se dice un camino de rosas. Al principio, en 2009, nadie cuestionaba que Sacha Baron Cohen sería el álter ego perfecto de Mercury. Tras cuatro largos años de desencuentros con el grupo (básicamente con el guitarrista Brian May y con el batería Roger Taylor), renunció en 2013, en lo que se tomó como el final del proyecto. Pero apareció Malek para mantener el barco a flote. Y lo consiguió incluso cuando, casi terminado el rodaje, el director Bryan Singer fue despedido y sustituido. Todos confiaron en un nombre que no tantos conocen, en un actor en el que nadie pensó para resucitar a un personaje más grande incluso que su legado musical. Excepto él. Porque ambos están también unidos por una seguridad en sí mismos que les hizo, y les hace, ser quienes son.

miércoles, 27 de febrero de 2019

Don Winslow / La frontera / Fragmento



Don Winslow


LA FRONTERA

Fragmento


Keller sale sudando del metro en Dupont Circle.
El verano en Washington suele ser caluroso, húmedo y agobiante. Las camisas y las flores se marchitan, las energías y las ambiciones decaen y las tardes abrasadoras dan paso a noches pegajosas que apenas traen algún alivio. A Keller, el calor le recuerda que la capital de la nación se construyó sobre un pantano drenado y que, según se cuenta, el bueno de George eligió esa ubicación para salvarse de una inversión inmobiliaria poco afortunada.
El verano ha sido feo en todas partes.

Don Winslow / La narración ilimitada





La narración ilimitada

Ahora que el arte de la novela parece contraerse, Don Winslow se atreve a abarcar generaciones y países enteros



Empecé hace unas semanas a leer a Don Winslow y no he podido dejarlo. Hasta hace muy poco apenas me había fijado en sus libros y ahora empiezo uno en cuanto he terminado el anterior, y compruebo con impaciencia, casi con alivio, que acaba de publicarse otra novela suya, que reseñaba hoy mismo The New York Times. Lo peor de los prejuicios es que uno no sabe que los tiene. En escaparates de librerías, en suplementos literarios de aquí y de fuera, yo había encontrado el nombre de Don Winslow, pero no me había fijado mucho en él porque venía asociado a ese tipo de novelas que uno ve muy destacadas en las librerías de los aeropuertos, con portadas como titulares sensacionalistas, a veces en letras doradas en relieve.

Don Winslow / El hombre que se juega el pellejo entrevistando a narcos



El hombre que se juega el pellejo entrevistando a narcos para saciar nuestro morbo

"No puedo llevar grabadora cuando entrevisto a esa gente porque me pegarían un tiro", afirma el escritor Don Winslow


TONI GARCÍA
BARCELONA 14 ABR 2018 - 00:41 COT








Don Winslow, retratado para ICON, observa los rayos de sol a través de la persiana, lo que es raro para un escritor acostumbrado a las oscuridades del alma humana.
Don Winslow, retratado para ICON, observa los rayos de sol a través de la persiana, lo que es raro para un escritor acostumbrado a las oscuridades del alma humana. Albert Jodar

El poder del perro es probablemente la novela más potente jamás escrita sobre el narcotráfico. Su autor es el escritor Don Winslow (Nueva York, 1953). Un libro que es un enorme éxito y también la mayor pesadilla del escritor. “Cuando la acabé juré que jamás volvería a escribir sobre ese universo. Fue un infierno. Recuerdo largas conversaciones con mi editor diciéndome que las torturas que describía eran demasiado brutales. ‘Don, eso tienes que quitarlo’, me decía. Pero, coño, es que es lo que hacen… Tanto tiempo sumergido en ese ambiente le quita a uno las ganas de todo, te lo aseguro”, nos cuenta en un hotel de Barcelona.

Cero y van siete / Glenn Close sigue esperando el Óscar


Cero y van siete: Glenn Close sigue esperando el Óscar

La protagonista de 'La esposa' estaba nominada por séptima vez y había ganado en los Golden Globe, pero Olivia Colman, de ‘La favorita’, se llevó la estatuilla. El premio esquivo no arroja sombra de duda sobre una gran carrera.

24 DE FEBRERO DE 2019
La expectativa era grande y las apuestas estaban divididas. La edición 91 de los Óscar repartió premios de manera más bien equitativa y las pocas sorpresas estuvieron en dos de las categorías principales. La mejor película y la mejor actriz principal dejaron para muchos la ilusión de escuchar nuevamente el nombre de Roma.

martes, 26 de febrero de 2019

Premios Oscar 2019 / Que Dios los perdone



Alfonso Cuarón (en el centro) recibe las felicitaciones de Angela Bassett y Javier Bardem tras ganar el Oscar a mejor director. EMATT SAYLES (AFP) 

Que Dios los perdone

Mi cabeza se balanceaba peligrosamente viendo en soledad los Oscar más soporíferos de los últimos años

Carlos Boyero
26 de febrero de 2019

Durante varios e inolvidables años tuve la impagable fortuna de ver los Oscar con un grupo de periodistas deportivos. Hacíamos quinielas y el ganador se llevaba una pasta. Se supone que ellos lo sabían todo del fútbol y que yo tenía algún conocimiento del cine. Pues jamás acerté. Mi nivel premonitorio siempre hacía el ridículo. Y no sé el tiempo que dedicó Einstein a descubrir la teoría de la relatividad, pero tengo claro que mis amigos llevaban todo el año acumulando datos y haciendo cálculo de probabilidades. Aunque la ceremonia fuera letárgica, la diversión y las carcajadas que se creaban en el grupo eran absolutas. El amanecer nos pillaba con un colocón memorable. Y, a veces, continuaba la fiesta.

Sin presentador ni guion / Así se hace una de las peores galas de los Oscar

Rami Malek (Bohemian Rhapsody), Alfonso Cuarón (Roma) y Olivia Colman (La Favorita).

Sin presentador ni guion: así se hace una de las peores galas de los Oscar

La ceremonia duró tan solo 3 horas y 19 minutos, pero fueron 199 minutos de bostezos en los que la Academia relegó el buen cine para ensalzar un filme conciliador


Gregorio Belinchón
Madrid, 25 de febrero de 2019

La última vez que los Oscar no tuvieron presentador fue en 1989, y la gala empezó con Rob Lowe bailando con Blancanieves. En 2019 la ceremonia arrancó con Queen y acabó con Julia Roberts despidiendo con pocas ganas al pelotón del equipo de Green Book. No hemos mejorado. Hemos empeorado.

Los Oscar son como las bodas / Lo mejor pasa en el bar

Charlize Theron



Los Oscar son como las bodas: lo mejor pasa en el bar

En la gran gala de Hollywood los invitados huyen a tomar algo en medio de la ceremonia, las señoras se descalzan y con los preparativos hay lío, mucho lío


AMANDA MARS
Los Angeles, 25 de febrero de 2019




Willem DaFoe y Giada Colagrande a su llegada a la ceremonia.
Willem DaFoe y Giada Colagrande a su llegada a la ceremonia.  GTRES

Asistir a los Oscar es como ir a una boda, hasta las últimas consecuencias. No se percibe de buenas a primeras por lo abrumador del arranque, con la cola de limusinas, esa interminable alfombra roja, los flashes de la prensa y tanto rostros conocidos a escasísimos metros de distancia. La fábrica de los sueños sabe organizar una fiesta y en el 6801 de Hollywood Boulevard, donde se alza el teatro Dolby, parece que se acaba el mundo. Conforme avanza la velada, sin embargo, empieza a manifestarse la verdadera naturaleza del evento. El “¿y usted por quién viene” suele ser “en qué producción participa”; el bar de al lado de la iglesia, al que huyen los cuñados y los primos en medio de la misa, es la barra del vestíbulo, solo que en este caso andan por ahí Willem Dafoe o Christian Bale, este último con cara de pocos amigos. Y en el ecuador de la noche, las divas anónimas merodean por los pasillos descalzas o con zapatos de bailarina y los tacones de vértigo en la mano, molidos sus pies como en cualquier festejo con orquesta. Lejos de las cámaras, todo se vuelve prosaico.

La verdadera historia que esconde el final de ‘Atracción fatal’



La verdadera historia que esconde el final de ‘Atracción fatal’

Los últimos diez minutos de la película esconden un debate que no hemos superado 30 años después

Juan Sanguino
25 SEP 2017 - 12:33 COT




Los protagonistas de 'Atracción fatal' Glenn Close y Michael Douglas. VÍDEO: TRÁILER DE LA PELÍCULA.
En el siglo XV, las mujeres que decidían no casarse y abrir un herbolario eran consideradas una amenaza contra dos instituciones, el matrimonio y la medicina. Así que eran sentenciadas por brujería, pero la sociedad consideraba que matarlas con una estaca resultaba demasiado misericordioso: querían verlas arder en una pira. Cinco siglos más tarde, el público tomó las mismas represalias contra una bruja de Wall Street, Alex Forrest (Glenn Close) en Atracción fatal. Cuando el estudio hizo pases de prueba, los espectadores se mostraron incómodos con su final: tal y como recuerda el ejecutivo Ned Tanen, "querían, con un prejuicio extremo, que exterminásemos a esa zorra".

lunes, 25 de febrero de 2019

Caracas / La ciudad herida / Parte II


Caracas
Martín Caparrós
CRÓNICAS SUDACAS

Caracas, la ciudad herida (parte II)


26 de enero de 2019
Mientras peor está, más te provoca quedarte, porque te sientes responsable; sientes que lo que puedas hacer, por poco que sea, se hace más necesario todavía.
Me dice Verónica. Caminamos por un pasillo tenebroso; Verónica tiene 22 años, está terminando medicina en la Universidad Central de Venezuela y hace prácticas en su Hospital Clínico, uno de los más prestigiosos del país. Sus pasillos no tienen luz, sus servicios no tienen agua, sus médicos y sus pacientes no tienen algodón, vendas, agujas, medicinas.
—Y ni siquiera te dejan traerlos. El año pasado una amiga mía que vive en España me mandó muchas cosas. Yo tenía miedo de que si las traía me iban a parar a la entrada y me iban a acusar de vaya a saber qué, así que las repartí entre los compañeros y las fuimos entrando de contrabando.

Caracas / La ciudad herida / PARTE I

Caracas
Martín Caparrós
BIOGRAFÍA
CRÓNICAS SUDACAS

Caracas, la ciudad herida

PARTE I

Se podría decir que es un enclave en guerra, salvo que no hay guerra. Pero esta no es solo la capital de la Venezuela de Nicolás Maduro, autoproclamado en el poder hasta 2025. Esta es la Caracas de Usleidi, de Alber y de doña Paca. Esta es su conmovedora historia y el relato sobre muchos otros habitantes de una urbe que luchan por sobrevivir a los estragos del modelo chavista. Primer capítulo de una serie en la que el cronista Martín Caparrós toma el pulso a grandes ciudades de Latinoamérica.

1 de febrero de 2019

AVÍSAME QUE LLEGAS.
Se dicen el uno al otro al despedirse —jueves, diez de la noche— cinco periodistas veinteañeros. Con la cena de arepas y cervezas me habían contado historias de sus asaltos y secuestros y amigos muertos y parientes huidos, así que les pregunto si se quedaron paranoicos por la conversación, pero me dicen que no, que aquí todos se despiden así.
—Avísame que llegas.
Y que, faltaba más, cuando llegan lo hacen.

Bogotá / La ciudad rescatada

Bogotá

Martín Caparrós

BIOGRAFÍA

CRÓNICAS SUDACAS

Bogotá: La ciudad rescatada

Más de nueve millones de personas pueblan Bogotá. Hace un cuarto de siglo, vivir aquí sonaba a condena. A una ciudad fallida con tasas de homicidio de un país en guerra. La calle era una selva sin ley, entre sombras del narco y la guerrilla. La desigualdad permanece mientras florecen un turismo y unas clases acomodadas que moldean un nuevo perfil de la capital de Colombia. Segunda entrega de una serie en la que Martín Caparrós toma el pulso a grandes urbes de Latinoamérica


23 de febrero de 2019


EN EL CIELO DE BOGOTÁ siempre hay alguna nube: sol y unas nubes, lluvia y todo nubes, tormenta y nubarrones, una luna y sus nubes, plateadas, grises, blancas, siempre alguna, nunca un cielo completamente despejado. Quizá eso explique todo —o casi todo.


Ahora llueve y don Mario me sonríe como debe sonreír a sus clientes; yo le digo que por suerte todavía no soy y él quiere saber de dónde vengo; se lo digo, le pregunto si él es de acá y me dice que sí: de acá, del barrio, pero que todo esto cambió tanto. Le pregunto si cambió para bien, si le llegan cada vez más viejos, y él me dice que no, que últimamente le llegan muchos jóvenes: que sí, que ahora por cualquier cosa se dan cuchillo o plomo y que eso no era así en sus tiempos, que en sus tiempos se agarraban a puños, pero que ahora no, que ahora terminan acá, me dice, y extiende un brazo como quien enseña.
—Yo no me quejo, es mi negocio. Pero qué bobada.

Martín Caparrós / La culpa, el instrumento de control de las religiones



Martín Caparrós

BIOGRAFÍA

La culpa, el instrumento de control de las religiones


Con el fin de la cultura religiosa aprendimos a pensar que los fallos no son nuestros, que son de los conjuntos, las sociedades o las estructuras. El infierno son los otros

17 DE ENERO DE 2019


FUE UNO de los inventos más extraordinarios que los manuales no registran: a los inventos más extraordinarios suele sucederles. Antes de él, aquellos hombres y mujeres vivían más o menos felices. O preocupados, irritados, aterrados, pero sin el peso de la culpa. En esos días las cosas sucedían y nadie sabía bien por qué: así era la vida o, a lo sumo, así de caprichosos esos diosecitos que pululaban en el árbol, el agua, la luna lejana o el poderoso sol.

domingo, 24 de febrero de 2019

sábado, 23 de febrero de 2019

La tutoría cubana y la crisis venezolana



Fidel Castro 


La tutoría cubana

Ningún país participa tan intensamente en el manejo de la crisis venezolana como Cuba


Juan Jesús Aznarez
18 de febrero de 2019

La fe y admiración de Hugo Chávez por Fidel Castro y la revolución cubana eran tan grandes que les confío su vida, cuando trató de salvarla en un hospital de La Habana. Ese credo en el comandante, el marxismo leninismo y el partido único para impartir justicia, explica la profunda imbricación de los cubanos en Venezuela, desde la inteligencia policial y militar a los servicios médicos, pactada en vida del caudillo bolivariano y respetada por su albacea, Nicolás Maduro, pésimo administrador de la herencia.

Nastasia Urbano / La supermodelo que acabó en la calle vuelve a posar

Vestido de seda con mangas quimono de Roberto Diz y esclavas de VSB Barcelona. 

Nastasia Urbano

La supermodelo que acabó en la calle vuelve a posar


21 DE FEBRERO DE 2019


NASTASIA, SUPERMODELO antes de que existiera el término, vuelve al plató casi un cuarto de siglo después de retirarse. En los años ochenta posó para los mejores: Irving Penn, Helmut Newton, David Lynch, Steven Meisel, Peter Lindbergh y Fabrizio Ferri. La lista es tan larga como numerosas sus portadas en revistas internacionales. La nómina de sus clientes, fabulosa: de Armani a Loewe, pasando por Yves Saint Laurent, de cuyo icónico perfume Opium fue imagen. Compartió pista de baile en Studio 54 con Jerry Hall y Melanie Griffith, y formó parte de la troupe de Jack Nicholson. El mundo estaba a sus pies. Pero los titulares que ha acaparado recientemente no apelan a esta exitosa carrera, sino a la difícil situación que atraviesa a sus 57 años. El pasado noviembre, tras su “tercer desahucio”, Nastasia se veía obligada a vivir en la calle.