miércoles, 31 de mayo de 2017

Polanski / El eterno juguetón

Polanski según Nicola Jennings

Roman Polanski, el eterno juguetón

El cineasta francopolaco estrena, fuera de competición, 'D'Après una histoire vraie', un 'thriller' sobre una fan que fagocita a una escritora de éxito


Polanski / Memorias de un cineasta siempre controvertido, nunca contradictorio




Memorias de un cineasta siempre controvertido, nunca contradictorio

Se reedita en España la autobiografía de Roman Polanski, escrita en 1985 sin ningún pudor, a la que en 2015 añadió un epílogo en el que habla de su proceso judicial


GREGORIO BELINCHÓN
Madrid 13 MAY 2017 - 03:09 COT





Sharon Tate corta el pelo de su marido, Roman Polaski, en su casa de Londres en 1968.
Sharon Tate corta el pelo de su marido, Roman Polaski, en su casa de Londres en 1968.  TIME & LIFE PICTURES / GETTY IMAGES



"Desde que yo recuerdo, la línea entre la fantasía y la realidad ha estado siempre irremediablemente borrosa", se lee en la primera frase del libro. En 1982, Roman Polanski dirige y protagoniza la obra de teatro Amadeus, de Peter Shaffer. Y empieza a plantearse escribir unas memorias, un recorrido a una vida azarosa, polémica, hedonista y cinematográfica. Tres años después aparecería Roman por Polanski, un libro en el que no parecía haberse guardado nada, y un canto de amor a su esposa, Sharon Tate,asesinada por el clan La Familia, de Manson.

Roman Polanski fracasa en su último intento de volver a Estados Unidos

Roman Polanski según Owen Lennox

Roman Polanski fracasa en su último intento de volver a Estados Unidos

Un juez deniega la posibilidad de pactar cierto grado de inmunidad en el caso de violación por el que está buscado desde hace 40 años

PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL
Los Ángeles 4 ABR 2017 - 03:11 COT


Un juez de Los Ángeles rechazó este lunes el que puede ser el último intento del director de cine Roman Polanski de hacer las paces con la justicia de Estados Unidos y poder regresar a un país que abandonó hace cuatro décadas. Polanski, de 83 años, está buscado por haber huido de EE UU para evitar una sentencia contra él por violación de una menor. La condición que pone para volver a pisar territorio estadounidense es que le den alguna seguridad de que no lo van a meter en la cárcel inmediatamente. Esa posibilidad le fue negada este lunes, quizá para siempre.

Roman Polanski & Emmanuelle Seigner / Cannes 2013


Roman Polanski & Emmanuelle Seigner 
Cannes 2013


martes, 30 de mayo de 2017

El ‘maldito’ Polanski



El ‘maldito’ Polanski

El cineasta ha renunciado a la presidencia de los premios César por presiones debidas al delito de violación que cometió hace 40 años


Rubén Amón
1 de febrero de 2017

Los tribunales ordinarios han sido indulgentes con Roman Polanski —sólo expió 42 días de reclusión por la violación de una menor—, pero las leyes del karma van a acosarlo hasta la tumba, más o menos como si la peripecia emulara alegóricamente la obstinación con que el inspector Javert persigue a Jean Villejean durante años y años en la trama de Los miserables.

Polanski / La venus de las pieles / En mitad de una tormenta


roman Polanski

LA VENUS DE LAS PIELES

EN MITAD DE UNA TORMENTA



En mitad de una tormenta, una actriz entra en un antiguo teatro situado en una desierta calle parisina. En su interior Thomas, el director de escena, se lamenta por teléfono al no haber encontrado entre todas las candidatas a la mujer adecuada para el papel protagonista de la obra que está preparando, una adaptación teatral del polémico libro La Venus de las pieles (La Vénus à la fourrure) de Leopold von Sacher-Masoch, autor que, gracias a esta obra, acabaría dando nombre al término “masoquismo”. La actriz, vulgar y grosera, desmaquillada y mascando chicle de forma obscena, ha llegado tarde al horario de audiciones; sin embargo, acaba teniendo la oportunidad de interpretar una escena de la obra, y ante los ojos de Thomas se transforma en un ser sofisticado, atractivo y sensual, que acaba por hipnotizar e incluso obsesionar al propio director de escena.

El infinito Polanski / La venus de las pieles

La venus de las pieles

El infinito Polanski

Dos únicos personajes y sin embargo, cuántas capas, como cajas chinas una tras otra, hasta conformar algo difícil de igualar




Mathieu Amalric y Emmanuelle Seigner, en el filme.





Desde el minuto uno, desde el primer y muy vehemente travelling, desde la primera nota musical, Roman Polanski y su compositor, Alexandre Desplat, remiten al tono de gran guiñol de La huella, a su modelo de representación, a su combate, al teatro de la vida. Y, sin embargo, La venus de las pieles,adaptación cinematográfica de la obra teatral de David Ives, compuesta por el propio dramaturgo, no puede ser más puramente Polanski: en su tono y en su carácter obsesivo; en sus diferentes planos de ataque y en su vertiente opresiva; en su fascinante intelectualidad.

Nastassja Kinski y Roman Polanksi



Nastassja Kinski & Roman Polanksi







lunes, 29 de mayo de 2017

Clint Eastwood / “Las películas deben ser emocionantes, no intelectuales”




Clint Eastwood, antes de la clase magistral que ofreció ayer en el festival de Cannes.
Clint Eastwood, antes de la clase magistral que ofreció ayer en el festival de Cannes.  AFP


Clint Eastwood

 “Las películas deben ser emocionantes, no intelectuales”


El cineasta participa en una clase magistral en el certamen en la que repasó sin muchas ganas su carrera y su vida






GREGORIO BELINCHÓN

Cannes 22 MAY 2017 - 00:37 COT

Cargado de hombros, algo sordo y desastrado, con pocas ganas de hablar. Pero con chispa en los ojos, y midiendo sus palabras, proclamadas con su perenne tono juvenil. El próximo día 31 Clint Eastwood cumplirá 87 años, y el festival de Cannes le ha rendido homenaje invitándole a dar una lección de cine, que el actor y director encajó primero en su calendario de torneos de golf antes de confirmar su presencia. A estas alturas Eastwood no debe demostrar nada a nadie y su acto en Cannes fue un ejemplo: prefirió una conversación con el periodista estadounidense Kenneth Turan, otro viejo veterano, que le fue soltando preguntas amables sobre su carrera y su vida, pelotas blandas que el cineasta bateó con elegancia y economía de esfuerzo.

domingo, 28 de mayo de 2017

Muere Denis Johnson, el autor de ‘Hijo de Jesús’


Muere Denis Johnson, 

el autor de ‘Hijo de Jesús’

El escritor estadounidense, fallecido a los 67 años, publicó novela, poesía y teatro


Así comienza / Sueños de trenes, de Denis Johnson

Denis Johnson

SUEñOS DE TRENES

Fragmento

1
En el verano de 1917 Robert Grainier participó en el intento de matar a un jornalero chino al que habían pillado robando, o al menos lo acusaban de haber robado, en los almacenes de la compañía ferroviaria Spokane International, en el corredor septentrional de Idaho.



Tres empleados del ferrocarril sujetaron bien fuerte al ladrón y lo arrastraron por el largo terraplén que llevaba al puente que se estaba construyendo dieciséis metros por encima del río Moyea. El chino emitía voluminosas ráfagas de una rápida cantinela. Se bamboleaba y se retorcía como una comadreja metida en un saco, golpeando hacia atrás con el puño que le quedaba libre al hombre que lo iba arrastrando por el cuello. Cuando el grupo pasó frente a él, Grainier, viéndolos en apuros, fue a prestarles su ayuda y se encontró a sí mismo agarrando al culpable por un pie descalzo. El hombre que caminaba por delante de él, el señor Sears de la dirección de la Spokane International, llevaba agarrado casi inútilmente al prisionero por el sobaco y era el único de todos, además del ininteligible chino, que iba hablando mientras todos se las veían y se las deseaban.


DRAGON





Denis Johnson / Sueños de trenes / Reseña


Denis Johnson

SUEÑOS DE TRENES

Epopeya a través de ventana

Johnson es uno de los grandes de EE UU a la espera de un plus que lo convierta en maestro. Su novela refleja bien un mundo extinto, pero no deja ningún arañazo emocional


CARLOS ZANÓN
29 JUN 2015 - 12:34 COT



Denis Johnson, autor estadounidense, nacido accidentalmente en Múnich en 1949, llega, por fortuna, periódicamente a nuestras librerías. Autor de culto, se nos presenta siempre con la mitología pertinente y la ristra de ajos de los Hawthorne, Melville, O’Connor colgada al cuello. En esas circunstancias, ¿qué demonios puede hacer un crítico con la corona de laurel o la estaca de madera? ¿Con respecto a qué baremos se puede juzgar o comparar un autor como Johnson? ¿Con respecto a su propia obra, con entregas como Hijo de Jesús oÁrbol de humo? ¿Con la del resto de novedades? Johnson es un trozo de escritor que hace deslizar desde lo alto de su aislamiento su Sueño de trenes para que dé la buena nueva al mundo. Y aquí la esperamos. Todas las veces que quiera.

Denis Johnson / El nombre del mundo / Reseña




Denis Johnson

EL NOMBRE DEL MUNDO

Después del dolor


MARCOS GIRALT TORRENTE
15 DE MARZO DE 2003

Denis Johnson traza en El nombre del mundo una parábola sobre la pérdida del sentido de la vida. Como en otros libros del autor, la precisión poética de la prosa es el motor con el que la historia despliega todos sus significados.

sábado, 27 de mayo de 2017

Chejov / Ladrones


Anton Chéjov
BIOGRAFÍA
LADRONES
El practicante Ergunov, hombre de muy poco seso, que en todo el distrito gozaba fama de presumido y borracho, regresaba un atardecer de fiesta de la aldea de Repino, a donde había ido al objeto de hacer algunas compras para el hospital. Para que no se le hiciese tarde y pudiese volver a buena hora, el doctor le había dado su mejor caballo.

Yoani Sánchez / El Kremlin ha vuelto



El Kremlin ha vuelto
Eva Sánchez

El Kremlin ha vuelto

La avanzadilla rusa toma posiciones en América Latina con negocios en varios países, apoyo petrolero a Cuba y hasta la restauración del Capitolio de La Habana. Trump, mientras, mira hacia otro lado con indiferencia


YOANI SÁNCHEZ
27 MAY 2017 - 17:12 COT


Después de décadas de intenso contacto, los rusos dejaron escasas huellas en Cuba. Algunos jóvenes con el nombre de Vladimir o Natacha y las matrioskas decorando unas pocas salas son los últimos vestigios de aquella relación. Sin embargo, en los últimos años los vínculos entre La Habana y Moscú han ganado fuerza. El Kremlin ha vuelto.
Rusia lleva tiempo desembarcando en América Latina de la mano de esos mismos Gobiernos que reclaman en los foros internacionales por un mayor respeto a la soberanía y a “la libre elección de los pueblos”. Sus líderes populistas, en parte para molestar a Estados Unidos, hacen alianzas con Vladimir Putin bajo la premisa de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.
 Ese tipo de asociación permitió al Palacio de Miraflores, en Venezuela, pertrecharse con 5.000 sistemas de defensa aérea portátil (Manpads, por sus siglas en inglés), según un documento publicado recientemente por la agencia Reuters. El arsenal comenzó a acumularse en la época del fallecido presidente Hugo Chávez, pero resulta ahora más peligroso en medio de la inestabilidad política que hace tambalearse a Nicolás Maduro.
En Centroamérica, Nicaragua funciona como la puerta de entrada para la voraz superpotencia. Daniel Ortega cuenta con medio centenar de tanques de combate enviados por Moscú y su territorio sirve de emplazamiento para asesores militares rusos. El corrupto sistema en que ha derivado el sandinismo crea un escenario propicio para las ansias de expansión del exoficial del KGB.


Esta vez, Moscú se ha quitado la máscara ideológica que envolvía sus ansias geográficas

Sin embargo, La Habana sigue siendo el principal aliado en este lado del mundo. La suspicacia que surgió entre ambos países, tras el desmembramiento de la Unión Soviética y la llegada al poder de Boris Yeltsin, se ha ido despejando. Con Putin al mando, algo de aquella URSS ha renacido y los vínculos diplomáticos vuelven a estrecharse.
En la barriada de Miramar, al oeste de la capital cubana, la embajada de Rusia parece haber ganado en importancia en el último lustro. Con la forma de una espada clavada en el pecho de la ciudad, la construcción es llamada jocosamente “la torre de control”, desde donde la severa madrastra escruta todo lo que ocurre en su antiguo y añorado dominio.
Rusia acaba de sacar del atolladero a Raúl Castro tras el recorte de los envíos petroleros desde Caracas. En los años del idilio con Chávez, Cuba recibió unos 100.000 barriles diarios de crudo venezolano, pero en los últimos meses esa cantidad se ha reducido en más de un 40%. El Gobierno se vio obligado a recortar la entrega de combustible a los vehículos del sector estatal y restringir la venta de gasolina premium o especial.
La petrolera rusa Rosneft ha llegado en auxilio de Castro y se comprometió a proveer a la Isla con 250.000 toneladas de petróleo y diésel, unos dos millones de barriles. La operación de salvamento deja un reguero de dudas sobre la forma en que la Plaza de la Revolución pagará a Moscú, en medio de la falta de liquidez y de la recesión que padece el país.


Rusia está recibiendo en la zona información de inteligencia que la hará “más grande otra vez”

Se le suman a las señales alarmantes el hecho de que en los últimos días el hijo del presidente cubano, el coronel Alejandro Castro Espín, se reunió con el secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev para abordar la cooperación entre ambas naciones en la esfera de la seguridad informática. En 2014, el delfín había firmado en Moscú un memorando de cooperación en el área de inteligencia. 
El reencuentro entre los viejos aliados lo ha sellado un gesto simbólico. Rusia se está ocupando de la reparación de la cúpula del Capitolio de La Habana a la que cubrirá con piedra natural, nuevas planchas de bronce y láminas de pan de oro que relucirán bajo el sol tropical. Un desafiante mensaje dirigido directamente a Washington, la ciudad donde se erige el hermano -casi gemelo- del imponente edificio cubano. 
Mientras la avanzadilla rusa se despliega en varios puntos de América Latina, Donald Trump mira hacia otro lado. Envuelto en el escándalo de una posible interferencia de Putin en las elecciones que favoreció su llegada a la Casa Blanca, el magnate se muestra más interesado en el Medio Oriente o en levantar un muro fronterizo con México que en acercarse a esa región que discurre más allá del Río Bravo.
Su indiferencia se evidencia no solo en sus palabras. El mandatario estadounidense acaba de proponer sustanciales recortes presupuestarios a la asistencia proporcionada a todos los países del continente, una postura que contrasta con el terreno que gana el Kremlin en la esfera económica y militar, apuntalando regímenes autoritarios y decadentes. La Guerra Fría está renaciendo en tierras latinoamericanas.
Pero esta vez Moscú ha vuelto sin aquella máscara con la que envolvía sus ansias geopolíticas y que adornaba con frases al estilo del “apoyo a los proletarios del mundo” o “la desinteresada ayuda al desarrollo de las naciones más pobres”. Ahora muestra una diplomacia más descarnada y directa. No está dispuesta a subsidiar sino a comprar. No se esconde ya bajo el ropaje ideológico, sino que se exhibe con ese crudo pragmatismo que rezuma el capitalismo que terminan por hacer los comunistas.
Si una vez perdió posiciones y debió refugiarse -puertas adentro de su propio orgullo- para lamerse las heridas, ahora Rusia quiere apurar el paso y recuperar el terreno perdido en América Latina. Sabe que cuenta con aliados en la región dispuestos a saltarse todos los considerandos éticos y patrióticos para ayudarla a plantar cara a los Estados Unidos. Debe apurarse, porque muchos de esos compadres cada día se vuelven más impresentables.
Sus compinches de este lado necesitan a un Moscú que les provea de armamentos y les cuide las espaldas en los organismos internacionales. Lo ven como un fornido oso dispuesto a enseñarle los dientes a Washington todas las veces que haga falta. A cambio, le están dando posicionamiento en el terreno, información de inteligencia y la calculada fidelidad de quien espera mucho a cambio. Ellos sueñan con hacer a Rusia “grande otra vez”. 
Yoani Sánchez es periodista cubana y directora del diario digital 14ymedio.