viernes, 26 de octubre de 2001

Kazuo Ishiguro y el mayordomo inglés


Kazuo Ishiguro y el mayordomo inglés

Ishiguro inaugura en Barcelona una temporada de encuentros con la literatura inglesa actual

"No me interesa ser un puente entre dos culturas", manifiesta el escritor anglo-japonés



XAVIER MORET
Barcelona 26 OCT 1990


Kazuo Ishiguro llegó ayer a Barcelona para participar en el ciclo de encuentros sobre la literatura inglesa actual que organizan Editorial Anagrama y el Instituto Británico. Elciclo, similar al desarrollado el pasado año sobre literatura norteamericana, se prolongará hasta junio y traerá a Barcelona a siete autores británicos de entre 35 y 45 años, entre ellos a Julian Barnes y lan McEwan. Ishiguro, nacido en Japón pero afincado en el Reino Unido desde los cinco años, manifestó ayer que eligió el tema del mayordomo inglés deliberadamente, para evitar que le encasillaran como autor anglo-japonés.
La llegada de Kazuo Ishiguro a Barcelona coincide con la aparición de su libro Los restos del día (Anagrama), galardonado con el Booker Prize de 1989, en el que el carácter imperturbable de un mayordomo inglés le sirve al autor como metáfora de una sociedad que no asume sus responsabilidades. La última novela del escritor de orígen japonés establecido en Gran Bretaña tiene un escenario completamente distinto al de sus dos libros anteriores, Pálida luz de las colinas y Un artista del mundo flotante, donde afloraban sus raíces japonesas."Escogí muy deliberadamente escribir mi tercer libro sin que apareciera nada japonés en él", confiesa Ishiguro, lo hice porque encontraba que me estaban estereotipando. Me veían como un corresponsal japonés que vivía en Londres, pero la verdad es que vivo en Inglaterra desde los 5 años y no soy un experto en la cultura japonesa. Me di cuenta de que si continuaba situando mis libros en Japón, la gente me leería por razones equivocadas, porque no soy un escritor japonés".
El mayordomo
La solución para evitar el encasillamiento la halló Ishiguro en uno de los temas por excelencia de la tradición literaria británica: el del mayordomo. Los restos del día, escrita en un estilo meticuloso y lleno de armonía que raya en la perfección, se sitúa en la Inglaterra de 1956. El tema: el viaje que el mayordomo Stevens emprende por la campiña inglesa para visitar a su antigua ama de llaves. El aparentemente plácido viaje se desdobla en un viaje interior en el que afloran el oscuro pasado de su anterior señor, Lord Darlington, y la actitud del mayordomo, que en todo momento evita pronunciarse.
"No tengo un especial interés en escribir sobre mayordomos", advierte Ishiguro, "pero me interesaba utilizar esa figura mítica para desarrollar la idea de mi libro. Quería utilizar el mayordomo como una doble metáfora: por un lado, para explicar el tema del control emocional, que es lo que caracteriza al mayordomo inglés, y a través del mayordomo quería explorar -la parte de las emociones humanas autocontroladas y cómo muchas personas utilizan su profesión para escudarse. Por otro lado, quería explorar el tema de la gente normal que se encuentra detrás de los poderes políticos".
Generación
Sobre los escritores británicos de su generación, Ishiguro consideró que tienen en común, por lo general, a diferencia de los norteamericanos, que escriben de ambientes que para ellos no son cotidianos. "Quizá se deba", dijo, "a que compartimos el sentimiento de que Inglaterra ya no es lo que era, de que ya no es el centro del imperio que fue".Kazuo Ishiguro es el primer novelista británico que llega a Barcelona de una larga lista que pasarán por la. ciudad durante los próximos meses, en unos Encuentros con la literatura inglesa actualprogramados por Editorial Anagrama y el Instituto Británico. Estos autores de edades comprendidas entre los 35 y los 45 años, son una de las generaciones más ricas de la literatura actual.
El segundo de la lista será Julian Barnes, que llegará a Barcelona el 27 de noviembre. Barnes, autor de la exitosa novela El loro de Flaubert, presentará su nueva novela, La historia del mundo en 10 capítulos y medio, de gran éxito en Inglaterra, Francia y Alemania. El libro es una divertida historia del mundo desde distintos puntos de vista, empezando por el de la carcoma infiltrada en el arca de Noé.
Tras un largo paréntesis navideño, el desembarco británico proseguirá, el 21 de febrero del próximo año, con la llegada de James Fenton 3, Redmond O'Hanion, unidos por sus experiencias asiáticas. El primero, que ha sido corresponsal en el Lejano Oriente, presenta Lugares no recomendables, donde enhebra un conjunto de reportajes ligados a varios países de la zona con la excusa de algún tema concreto. O'Hanlon presentará En el corazón de Borneo, libro en el que relata un viaje por la zona que realizó, precisamente, en compañía de James Fenton, su compañero de desembarco.
El siguiente de la lista, lan McEwan, llegará en marzo, en fecha aún por concretar, y presentará su novela El inocente, uno de los grandes éxitos de los últimos meses en su país. En abril, llegará Martin Amis con su nueva novela, Campos de Londres.
En junio, el escritor que cerrará la temporada británica será Hánif Kureishi, guionista de Stephen Frears en las películas Samy y Rosie se lo montan y Mi hermosa lavandería. Kureishi presentará su nueva novela, El buda de los suburbios.
* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 1990




RETRATOS AJENOS

FICCIONES