domingo, 12 de abril de 2015

Emilia Clarke / Actriz angelical, reina del sexo y la violencia

Emilia Clarke

Emilia Clarke, una actriz angelical reina del sexo y la violencia


JAN JANSEN
Actualizado: 05/04/2014


Cierra los ojos y mueve la cabeza lentamente cuando reflexiona sobre cómo ha cambiado su vida desde que comenzó a trabajar en Juego de tronos. La interpretación que hace Emilia Clarke (Londres, 1987) de Daenerys Targaryen, en un determinado momento un peón dócil de su hermano y después una figura cercana a la de una diosa que libera ciudades sojuzgadas, la ha convertido en una sensación en su Reino Unido natal y en todo el mundo. Su inmensa popularidad la ha ayudado a conseguir el papel de Sarah Connor en el próximo gran taquillazo del cine, Terminator: génesis, que verá el regreso de Arnold Schwarzenegger al personaje que hizo de él un ídolo.
Juego de tronos, cuya cuarta temporada se estrena el próximo 7 de abril en Canal+, no solo es diferente por su guión o su violencia brutal, sino por la utilización del sexo. Emilia se ríe al recordar el día en que se presentó a la prueba para el papel y uno de los productores le dijo que, posiblemente, habría alguna escena de desnudo. "Acababa de terminar en la escuela de arte dramático y estaba muy nerviosa ante la oportunidad de trabajar en una gran producción de televisión. Me dieron a leer algunas escenas y me contaron que podría haber algo de desnudez, nada más que 'un poquitín'", rememora. "Tiempo después, mientras estaba de vacaciones con la familia, me senté a leer la versión final del guión y me quedé boquiabierta". "Cuando la primera temporada estaba a punto de emitirse, tenía que encontrar la forma de advertir a mis padres", continúa Clarke. "Así que se lo conté a mi madre y ella a mi padre. A él no le preocupó; estaba encantado de que tuviera trabajo. Sin embargo, en Navidad mi tío Ken me soltó: '¡Emilia, no me dijiste que ibas a estar desnuda durante tanto tiempo!'"(risas).
El año pasado dio vida a Holly Golightly en una versión de Desayuno con diamantes para Broadway. Posteriormente coprotagonizó junto a Jude Law la película de suspense Dom Hemingway. Se sintió además "superfeliz", explica, por lograr una candidatura al Emmy como mejor actriz de reparto por su interpretación de la Khaleesi.

Emilia Clarke en Juego de tronos







YO DONA. ¿Qué se siente al formar parte del mundo salvaje de 'Juego de tronos'?
Es una aventura increíble. Siempre hay muchas cosas sucediendo al mismo tiempo y parece que cada vez veo menos a los otros actores principales, simplemente porque la historia sigue ramificándose y alejándonos. A veces nos encontramos, mientras atendemos a la prensa o en algún acontecimiento del mundillo, nos decimos "hola" y tratamos de ponernos al día sobre lo que hemos estado haciendo durante los meses anteriores, a pesar de que todos somos parte de la misma serie. Sin embargo, el guión es extraordinario y cada vez me siento más involucrada con Dany [Dany Daenerys de la Tormenta, su personaje].
¿Se sorprende la gente cuando ven que en la vida real no es rubia?
(Risas). Se asombran más de lo bajita que soy (mide 1,57 m). He de decir que, sin embargo, me encanta ponerme la peluca platino. Cambia mi imagen por completo, me ayuda a meterme en el personaje y en su mundo. Me gustaría ir de rubia en la vida real, y de vez en cuando me digo a mí misma que voy a hacerlo, pero luego me echo atrás. Conservo recuerdos horribles de cuando me teñía el pelo en mi época de adolescente; los resultados fueron desastrosos. Creo que estoy condenada a ser morena.
¿Las mujeres no le hacen comentarios sobre sus extraordinarias cejas?
Mi madre impuso una serie de reglas cuando yo era pequeña: no consumir drogas, no tener relaciones sexuales y no tocarse las cejas. Así que, de niña, me consideré maltratada por tenerlas ridículas. Decía [mi madre]: "Ya me lo agradecerás de mayor", y ya lo soy. También insistía en que las peinara con vaselina antes de irme a la cama (risas).
¿Qué cree que hay detrás del extraordinario tirón de 'Juego de tronos'? ¿Es la combinación de sexo y violencia, el caos general...?
¡Sin duda, todo eso! La sensación que tengo es que los guionistas son capaces de crear un viaje plagado de emociones muy intensas para los espectadores. Hay amores desenfrenados, celos, odio, y entran en juego temas de honor familiar y de lealtad. También vemos que la supervivencia básica es a menudo lo que impulsa a los personajes y que están viviendo en un mundo salvaje y peligroso.
¿Había leído las novelas antes?
No, pero había oído hablar de ellas. Desde entonces he devorado los cinco libros y me da la sensación de que he llegado a comprender muy profundamente el universo creado por George Martin [el autor].
¿Qué puede decirnos sobre la cuarta temporada?
¡Muy poco! Mucha gente tenía la sensación de que iba a ser difícil mejorar lo que hemos logrado en la tercera, pero creo que se ha conseguido. Recuerdo que me impactó leer los guiones por primera vez, y ahora pienso que se están mejorando más y más en cada entrega. A pesar de los acontecimientos que suceden, terribles y extraordinarios, y de que todo parece irreal, al final no cuestionas el argumento porque el guión es muy sólido y verosímil.
¿Cómo describiría el tipo de evolución que ha experimentado su personaje?
Ha sido una transformación enloquecida. Fue explotada sexualmente en su juventud, cuando era tímida y apenas podía cuidar de sí misma, y ahora está allí, delante de 10.000 personas, con tres dragones sobre sus hombros. Ha llegado a convertirse en una mujer fuerte y poderosa que tiene un sentido muy claro de quién es y de lo que considera su misión.
'Juego de tronos' ha sido su primer trabajo serio como actriz. Al principio debió de resultar intimidante, ¿no?
Fue mi bautismo de fuego. Es como si hubiera tenido que aprender muy rápidamente. ¡Alucinantemente increíble! Tenía tres años cuando dije que quería ser actriz, por lo que, en ese sentido, es algo que siempre soñé. El papel llegó solo un año después de terminar en la escuela de arte dramático. Había participado en un episodio de Doctors y en un anuncio y, entonces, ocho meses más tarde, me dieron Juego de tronos. Cuando llegué al rodaje no estaba tan preocupada por la interpretación como por adaptarme a trabajar en una gran producción y entender cómo funcionan las cosas en ese ambiente. Aprendes a ser profesional y luego todo se vuelve más fácil. ¡Ahora ya me he transformado en Daenerys y las dos somos un poquito más audaces! Estoy lista para asumir cualquier cosa, incluso sin mis dragones.
Dejando a un lado la serie, también hizo algo atrevido al interpretar a Holly Golightly en Broadway el año pasado, ¿no?
Tiene una armadura diferente a la de Daenerys. En el caso de Desayuno con diamantes leí el libro muchas veces y traté de no ver la película, porque nos íbamos a centrar en la novela, donde aparece una mujer desanimada que emprende un rumbo diferente al que toma en el filme. Es una historia más dramática que la que conoce la gente a través de este.
¿Qué cree que habría sido de su vida si no hubiera conseguido el papel en 'Juego de tronos'?
Tal vez estaría trabajando todavía en un bar de algún lugar al este de Londres, de camarera, y haciendo algún que otro papelito en televisión. Ni siquiera me apetece reflexionar sobre las alternativas...
¿Ha conocido a George Martin?
Sí. Es maravilloso. Viene bastante al rodaje. Cada vez que lo veo solo le pregunto una cosa: "¿Quién va a ganar?". El cree que se lo digo en broma, ¡pero no es así, en absoluto!
¿La escena más difícil que ha rodado?
Todavía recuerdo comerme el corazón de un caballo. Fue tan desagradable como se pueda imaginar. Ha sido una de esas escenas extraordinarias que te tocan como intérprete y en las que simplemente no es necesario que actúes, para nada. ¡Era repugnante! Me prometieron que tendría un sabor parecido al de un osito de gominola y, por supuesto, no era cierto. Estoy segura de que un día, cuando reúnan los descartes de la grabación, habrá tomas mías vomitando en un cubo.
EL MUNDO

Juego de tronos / Lobo huargo, lobo muerto
Juego de tronos / Ramsey Bolton
Juego de tronos / Jon Snow / Mi guardia ha terminado
Juego de tronos / Melisandre / La Reina Roja
Juego de tronos / Max von SydowJuego de tronos / Arya Stark
Juego de tronos / Hodor, en mayúsculas
Juego de tronos / Sansa Stark
Juego de tronos / Cersei Lannister, La Reina Negra



1 comentario: