martes, 13 de diciembre de 2016

Ken Loach / El consumismo sólo genera destrucción

Ken Loach

Ken Loach

"El consumismo 

sólo genera destrucción"


DANIELA CREAMER
Berlín 20 FEB 1994

Ken Loach, a sus 58 años, no ha perdido ni la fuerza de su rabia ni su mirada lúcida hacia los desfavorecidos de la sociedad inglesa. Su cine polémico de radicalismo de izquierda y su lucha contra el sistema posthatcheriano han hecho de Loach el director político social más importante de Europa. Su última película, Ladybird Ladybird, título inspirado en una poesía infantil británica, narra otro episodio real de su país. Es la historia de una mujer que combate por la tutela de sus cuatro hijos, fruto de otras tantas relaciones. La burocracia inglesa no le permite recuperarlos."El aspecto más importante de esta obra es el desarrollo emocional de sus protagonistas, a través de vivencias trágicas: la violencia y la crueldad con que el servicio social le arrebata a sus pequeños. Yo no estoy contra dichas autoridades, pero sí contra la destrucción personal que provoca esta gran injusticia", explica Loach.
Según el cineasta, muchas personas sufren violencia familiar en su infancia, y esto repercute en sus vidas después de muchos años. "Somos víctimas de una sociedad y un sistema viciados por el consumismo, la ambición y la agresión de la competencia, que sólo generan destrucción", afirma.

Ken Loach obtuvo con Riff Raff el Félix al mejor filme europeo en 1991, y con Lloviendo piedras, el premio especial del jurado en el Festival de Cannes en 1993. Como es habitual en su cine, el director ha utilizado intérpretes que no son actores profesionales, sino gente ocasional: "La base de la elección está en el instinto, en saber escoger aquellas personas sensibles y hábiles, capaces de dar vida en modo realista a una historia. Eso vale oro. Además, intercambiar experiencias y puntos de vista nos da un fuerte sentido de la solidaridad".
* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de febrero de 1994

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada