sábado, 31 de diciembre de 2016

Fabio Martinez / La crónica de París





Fabio Martínez

LA CRÓNICA 

DE PARIS

Creo que ningún otro escritor podría describir a París con tanta precisión y detalle como el colombiano Eduardo García Aguilar. 


5:54 p.m. | 28 de diciembre de 2016


Cada cierto tiempo, París se reinventa gracias a la pluma de sus escritores. De Honoré de Balzac a César Vallejo, de Émile Zola a Julio Cortázar, la antigua Lutecia se reescribe continuamente, porque París, como decía el viejo Hemingway, siempre será una fiesta.
En los albores de este fatídico siglo XXI, lleno de bombas asesinas, artistas del hambre y refugiados, el escritor colombiano Eduardo García Aguilar acaba de publicar en España un bello y exquisito libro, titulado ‘París exprés: crónicas parisinas del siglo XXI’ (Editorial Verbum).
García Aguilar ha sido nuestro escritor nómada, pues a los 20 años decidió asumir un exilio voluntario para mirar el país desde la distancia. Durante su periplo incesante, que lo ha llevado a vivir en Estados Unidos, México y Francia, ha producido una obra literaria fecunda, que ahora enriquece con este libro de crónicas sobre la Ciudad Luz.
Creo que ningún otro escritor podía describir a París con tanta precisión y detalle. Para narrar París, se necesitan dos condiciones: ser ‘flâneur’ (caminante) y ser voyerista. Estas dos cualidades le sobran al autor colombiano, quien desde afuera ha visto cómo las sectas literarias del país se desangran en busca de un premio o un reconocimiento nacional.
Son cien crónicas donde se narra aquel París bello, sucio y profundo que ni los parisinos ni los turistas conocen. García Aguilar se mete en las entrañas de la ciudad y nos invita a descubrir algunos lugares recónditos, como el pequeño teatro de la Huchette, el café Chez Georges de la calle Canettes, el mercado de las pulgas de Porte de Clignancourt, los burdeles de Pigalle que frecuentaba el poeta maldito Charles Baudelaire, el bar donde tocaba el jazzista gitano Django Reinhardt y la sede del periódico ‘Charlie Hebdo’, lugar donde las tribus yihadistas que tienen asolada la ciudad perpetraron el atentado criminal.
Por la pluma irreverente del escritor colombiano, vemos desfilar a un Voltaire cascarrabias, un Balzac agonizante, un Verlaine borracho, un Nerval loco, un Sartre babeando y un Roland Barthes en busca de su amor imposible.
Es el obsceno París literario narrado por un escritor que desde su apartamento en place d’Italie, donde vive con su gato Tequila, otea la ciudad como un vigilante de la noche.
García Aguilar hace parte del Grupo de París junto con los escritores Efer Arocha, Julio Olaciregui, Myriam Montoya, Jorge Torres, Libia Acero, Doris Ospina, Jorge Gálvez e Yves Moñino, entre otros.
Posdata: a mis lectores, les deseo un feliz año 2017. ¡Que sea el año de la consolidación de la paz en Colombia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada