viernes, 27 de mayo de 2016

James Nachtwey / Premio Princesa de Asturias de Comunicación

James Nachtwey, fotógrafo de guerra

James Nachtwey, 

premio Princesa de Asturias de Comunicación

El galardonado ha dedicado cuatro décadas a trabajar en zonas de guerra



MANUEL MORALES
Madrid 19 MAY 2016 - 14:07 COT



El fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, conocido por sus cuatro décadas de trabajo en guerras, campos de refugiados y ciudades castigadas por catástrofes naturales o ataques terroristas, ha sido galardonado hoy jueves con el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2016. Es la primera vez que un fotorreportero recibe el galardón en esta categoría. Dos veces ganador del World Press Photo (1992 y 1994) y con cinco Medallas de Oro Robert Capa (1992, 1993, 1998, 2001 y 2008), entre otros galardones, Nachtwey es uno de los más reputados fotoperiodistas y reporteros de guerra en activo.

Fotografía de James Nachtwey

A Nachtwey, que vive en Nueva York, casi le han despertado desde la Fundación Princesa de Asturias para comunicarle este reconocimiento: "Es un honor recibir el premio y estar en compañía de tantas personalidades y organizaciones sobresalientes que han sido fuente de inspiración e influencia tanto para mí como para millones de personas", ha dicho. Entre las imágenes más icónicas de Nachtwey, se encuentra el primer plano de perfil que tomó a un joven hutu en Ruanda, en 1994, cuyo rostro está atravesado por las cicatrices de los machetazos. Esta imagen ganó el premio World Press Photo ese año.


Rwanda, 1994 - Survivor of Hutu death campFotografía de James Nachtwey



El presidente del jurado, Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, ha destacado en el fallo que el fotoperiodista estadounidense (Siracusa, Nueva York, 1948) está "considerado uno de los mejores reporteros gráficos de guerra de las últimas décadas". El jurado ha valorado en Nachtwey "su compromiso profesional", que "le ha llevado a cubrir una treintena de conflictos bélicos y crisis humanitarias sin abdicar de los principios éticos del informador, ni maquillar el dictamen de la cámara". García de la Concha ha concluido que "como lúcido testigo del sufrimiento humano, su magisterio se extiende a varias generaciones de fotoperiodistas de todo el mundo".
En esa línea se ha expresado a EL PAÍS el director de Fotografía para España y Portugal de la agencia Associated Press, Emilio Morenatti, miembro del jurado: "Nachtwey es un referente para la actual generación de fotorreporteros". Morenatti ha añadido que su profesión "está de enhorabuena porque es un premio merecido por su compromiso con la sociedad". "Natchwey ha dedicado toda su vida a esa causa y a su profesión. Con su testimonio a lo largo de 40 años, ha narrado todo tipo de situaciones de emergencia. No hay conflicto importante que no haya cubierto".
Morenatti ha subrayado de su colega que, aunque lleva cuatro décadas de trabajo, aún continúa vinculado al oficio. "Acaba de llegar de la isla de Lesbos, en Grecia, de cubrir las historias de los migrantes". Morenatti (Zaragoza, 1969), que ha fotografiado conflictos en Oriente Próximo, Pakistán o Afganistán, ha agregado que Nachtwey es además el autor del "mejor libro de la fotografía moderna, Infierno, en el que cuenta 10 años de conflictos. Es la Biblia de los fotoperiodistas". Por último, ha querido llamar la atención de este premio "en un momento en el que la profesión de fotoperiodista está denostada, porque la apuesta que se hace hoy no es la misma de hace años. Hoy, el fotorreportero tiene que hacer también vídeo, audio y texto... eso hace que pierda concentración en lo que debe ser su principal dedicación".
Nachtwey se graduó en Historia del Arte y estudió Ciencias Políticas. La vocación de fotógrafo le llegó con las imágenes del movimiento por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos y las de la Guerra de Vietnam. Otra razón fue las pinturas de Goya de los Desastres de la guerra. "Considero a Goya el padre de los fotógrafos de guerra", dijo. Este autodidacta que ha disparado sobre todo en blanco y negro comenzó a trabajar como fotógrafo de prensa en 1976, en Nuevo México (Estados Unidos ), y cuatro años después se instaló en Nueva York. Su primera salida al extranjero como fotógrafo fue en 1981, para cubrir el conflicto de Irlanda del Norte, durante una huelga de hambre de miembros del IRA. Desde entonces, ha cubierto casi todas las guerras y conflictos. En 2003, resultó herido gravemente cuando fotografiaba la guerra de Irak para Time, al ser atacado en Bagdad el comando con el que viajaba.

Documental nominado al Oscar

Miembro de la agencia Magnum de 1986 a 2001, en ese año fundó, junto con otros compañeros, la Agencia VII. Sobre él y su obra, versa el filme War Photographer, que fue nominado en 2002  al Oscar al mejor documental y que cuenta los dilemas a los que se enfrentan los que se dedican al periodismo de guerra.
La candidatura de Nachtwey fue propuesta por el vicedecano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, Jordi Rodríguez Virgili, y se ha impuesto a las del guionista estadounidense Aaron Sorkin, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) y el biólogo y especialista en evolución Francisco Ayala. Al igual que los otros siete premios que concede la Fundación Princesa de Asturias, el galardón, que será entregado durante una ceremonia en el Teatro Campoamor de Oviedo en octubre, está dotado con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró y 50.000 euros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario