sábado, 7 de julio de 2018

Penelope Fitzgerald / A la deriva / Prólogo de Alan Hollinghurst






Penelope Fitzgerald
A la deriva
Traducción de Mariano Peyrou
Prólogo de Alan Hollinghurst

Ganadora del Booker Prize en 1979 y basada en la experiencia personal de la propia autora, A la deriva encumbró a Penelope Fitzgerald (La librería) a la fama, y supuso su consagración literaria.

Nenna James, una joven canadiense sin medios para alquilar una vivienda en el Londres de principios de los 60, vive con sus dos hijas en una barcaza anclada en el Támesis. Ninguna de las tres «pertenece ni al agua ni a la tierra firme», y comparten su existencia con unos vecinos que se encuentran, como ellas, a la deriva: Willis, un artista que intenta vender su decrépita nave a pesar de su pésimo estado; Richard, que vive a bordo del Lord Jim con su mujer, Laura, aunque ella preferiría mudarse a otro sitio, o Maurice, que ni siquiera protesta cuando su barcaza empieza a llenarse de objetos robados. Todos ellos van a contracorriente, en un espacio en el que podrían primar la sencillez y la libertad de la vida excéntrica, pero que se ve salpicado por los pequeños reveses cotidianos de cualquier existencia humana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario