martes, 19 de marzo de 2013

Evelio Rosero / Cuchilla / Reseña de Francisco Montaña

Evelio Rosero

Evelio Rosero
CUCHILLA
Por Francisco Montaña

"La literatura para niños no debe ser aséptica,
porque los seres humanos no somos asépticos"
Francisco Montaña



"

"Cuchilla es la historia de un profesor, alcohólico, enamorado profundamente y como se enamoran los alcohólicos, de una mujer que lo soporta hasta que no puede soportarlo más. Y toda la historia está vista a través de un par de hermanos que son sus alumnos. Uno de ellos cae profundamente enamorado de la esposa de Cuchilla y el otro le teme horriblemente, porque Cuchilla es una porquería, es el peor profesor de todos".
El colombiano Francisco Montaña resume así esta obra de su compatriota Evelio José Rosero, su recomendación para la lista de lectura para jóvenes iberoamericanos.
"Es un libro que está divinamente bien escrito y tiene además la capacidad de meterse dentro de un conflicto sucio. Y es que yo estoy convencido que la literatura para niños no debe ser aséptica, porque los seres humanos no somos asépticos. Todos tenemos conflictos, todos tenemos odios, todos tenemos vicios, somos seres complejos. Y que el personaje que detona esta historia sea precisamente un alcohólico, un tipo que huele mal, que es represivo, es una maravilla, pues es una oportunidad para entender que los seres humanos somos esa maravillosa complejidad".
http://www.bbc.co.uk






Viejas nuevas noticias

Domingo 20 de octubre de 2002


Evelio Rosero 

POR UNA LITERATURA LÚDICA


Por Clara Medina

Evelio Rosero visitó Quito y Guayaquil, 
donde se reunió con profesores. 
Habló de sus experiencias como lector.

Cuenta que era un niño tímido y solitario, que encontraba en la lectura su diversión y compañía. Y también tenía un diario, en el que anotaba los sucesos familiares. Estos dos factores fueron quizá los que determinaron más tarde el oficio del colombiano Evelio Rosero: la escritura. Primero como periodista y luego como narrador.


“Escogí el periodismo porque era lo más cercano que había a la escritura”, afirma este autor colombiano, de 44 años, que visita Ecuador para compartir con profesores de Quito y Guayaquil sus  vivencias como lector y literato.

A los 21 años ganó su primer premio de narrativa con un relato que tuvo su germen en un hecho real. “Cuando el Papa visitó Colombia escondieron a los locos y a los mendigos para que él no los viera. Esta situación me motivó a  escribir el cuento Ausentes, que envié al certamen y que tenía entre el jurado al escritor Manuel Mejía Vallejo”.

Rosero triunfó. Ese hecho se convirtió en aliciente para seguir escribiendo. “El premio era bueno, 40.000 pesos.  Fue un gran espaldarazo. Después he ganado otros concursos, pero nunca he sentido tanta emoción como la primera vez”.

La literatura para niños forma parte de una de sus vetas creativas. Desembocó en ella por el recuerdo de los libros de historias que leyó en su infancia. “Quise volver a temas como el fantasma, el vampiro, pero tratarlos desde otro punto de vista”. También influyeron en su decisión sus sobrinos. “Cuando visitaban mi casa y veían mis libros, me preguntaban que a quién le escribía yo cartas tan aburridas. Y entonces eso me motivó a escribir para ellos”.

Piensa que se debe  acercar a los niños a la lectura, pero no a la fuerza ni como una obligatoriedad, sino como un aspecto lúdico, de diversión. Cree que un factor que ahuyenta a los estudiantes de la literatura es que en los centros educativos les enseñan obras demasiado lejanas. Según dice, es mejor comenzar con literatura contemporánea, “algo actual, que enganche a los chicos”.

A este autor no le gusta hablar de literatura infantil o de literatura para adultos. Más que clasificaciones, argumenta,  lo que se requiere es que la literatura sea transparente, que llegue a un niño y también a una persona de 80 años. Con esa filosofía escribe.

Uno de los libros de su autoría que se difunden en Ecuador es la novela Cuchilla, que trata de la relación de un tirano profesor de historia con sus alumnos. Aunque  ese profesor pertenece más a la generación del escritor que a la actual, dice que los chicos le confiesan que todavía queda uno que otro “cuchilla”.

http://www.eluniverso.com/2002/10/20/0001/261/14D860B02C7042BAB32DC78B87CBB913.html





EVELIO ROSERO
Escritor y periodista colombiano. Nació en Bogotá en 1958. Con apenas 21 años obtuvo el Premio Nacional del Cuento Gobernación del Quindío, 1979, por el relato "Ausentes", publicado por el Instituto Colombiano de Cultura en el libro 17 Cuentos Colombianos. En 1982 obtuvo el Premio Iberoamericano de Libro de Cuentos Netzahualcóyotl, organizado en México.  Ha escrito, así mismo, el conjunto de relatos, Cuentos para matar un perro y otros cuentos. En 1991 publicó la novela para niños Pelea en el parque. En 1992 ganó el Premio Nacional de Literatura con el libro de cuentos El aprendiz de mago, reeditado en 1996 como El aprendiz de mago y otros cuentos de miedoSus obras se caracterizan por el arraigo en las temáticas populares y juveniles; incorporan, además, una visión realista del país y sus conflictos sociales con un lenguaje pleno de imaginación, ironía, humor y honda reflexión.

Novelas

Mateo solo. Entreletras, Bogotá, 1984
Juliana los mira. Anagrama, Barcelona, 1986
El incendiado. Editorial Planeta, Bogotá, 1988
Papá es santo y sabio. Carlos Valencia Editores, Bogotá, 1989
Señor que no conoce luna. Editorial Planeta, Bogotá, 1992
Cuchilla. Editorial Norma, Bogotá, 2000
Plutón. Editorial Espasa-Calpe, Madrid, 2000
Los almuerzos. Universidad de Antioquia, Medellín. 2001
Los ejércitos. Tusquets, Barcelona, 2007 (Premio Tusquets Editores de Novela 2006, Independent Foreign Fiction Prize 2009)
La carroza de Bolívar  Tusquets, Barcelona, 2012.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada