miércoles, 30 de septiembre de 2015

Alberto Barrera Tyszka / El mundo del espectáculo



El mundo del espectáculo

“Rating”, del venezolano Alberto Barrera Tyszka, utiliza la televisión para narrar sobre relaciones humanas.

POR MAURO LIBERTELLA

Clarin, 25 de junio de 2012
Alberto Barrera Tyszka

Venezuela no es un país conocido por exportar novelas, pero el siglo XX lo ha dotado con un género de mayor alcance en nuestro continente: la telenovela. Sin embargo, en los útlimos años el imperio de las lágrimas televisadas fue languideciendo y el centro del mercado latinoamericano lo conquistó Colombia, por razones que nos exceden. Carolina Acosta-Alzuru, estudiosa del tema, apuntó en una entrevista: “La telenovela venezolana en mi opinión tiene que volver a hablarnos a los venezolanos primero y recuperarnos como público. El mercado internacional vendrá después, y sólo si tenemos una estrategia de mercadeo más eficiente y honesta. Es clave que nuestra industria telenovelera nunca subestime la inteligencia del público y luche contra la fuerte tendencia de la cultura popular a repetirse a sí misma”. Y ahora que esta expresión de lo popular empieza a ser en Venezuela un archivo, un recuerdo de décadas anteriores, puede llegar una novela como Rating que la arrebate como tema y la intervenga desde los mecanismos de la literatura.

Alberto Barrera Tyszka / El lugar del crimen

El lugar del crimen

Vengan a ver en vivo y en directo el horror de la realidad. 

No se pierdan el testimonio de un homicida de 13 años



El crimen de un niño a manos de otros menores sacude México

Niño asesinado en Chihuahua
Traslado de los restos del niño asesinado en Chihauhua / EFE

El crimen de un niño a manos de otros menores sacude México

Los detenidos por la tragedia de Chihuahua 

dijeron que querían jugar a los secuestradores




martes, 29 de septiembre de 2015

Alberto Barrera Tyszka gana el Tusquets de Novela


Alberto Barrera Tyzka
Cúcuta, 2008
Fotografía de Triunfo Arciniegas

El venezolano Alberto Barrera Tyzka 

gana el Tusquets de Novela

El jurado valora de 'Patria o muerte' que cuenta Venezuela de modo poco complaciente


El escritor Alberto Barrera Tyzka, en noviembre de 2011 en Guadalajara (México). / RAFAEL DEL RÍO (DPA / CORBIS)
El escritor venezolano Alberto Barrera Tyzka ha ganado el XI Premio Tusquets Editores de Novela por su obra Patria o muerte, de la que el jurado ha valorado la "valentía de contar, desde las vivencias cotidianas de un grupo de personajes, la realidad venezolana de un modo poco complaciente". El jurado del galardón, presidido por Juan Marsé e integrado por Almudena Grandes, Juan Gabriel Vásquez, Juan Trejo y Juan Cerezoha, este en representación de la editorial, ha destacado del libro su "absorbente ritmo narrativo, que refleja las angustias y complicaciones de unas vidas condicionadas por un país pendiente de un líder carismático".

Winston Manrique Sabogal / El agente literario se reinventa


El agente literario se reinventa


Los intermediarios entre escritores y editores se adaptan a los retos del siglo XXI. Los profesionales del libro debaten sobre su futuro tras la muerte de Carmen Balcells




Las agencias literarias viven una metamorfosis en medio de la tormenta del mundo del libro. / CEVDET GOKHAN PALAS (GETTY IMAGES)
En medio de la tormenta perfecta de cambios y reinvenciones que envuelve al mundo del libro, uno de los eslabones de la cadena de valor que parece confirmarse como necesario es el del agente literario. Su presencia se asegura, precisamente, por la mudanza del sector al haber asumido funciones y servicios extra, algunos dejados por los editores, lo que ha afianzado la alianza entre agentes y escritores. Ocho agencias, de las 30 que hay en España, han surgido en los últimos cinco años.

Agentes literarios / Se dispara la competencia

Javier Marías,
escritor sin agente literario
El interés por los escritores españoles 

dispara a competencia por contratar sus libros


La figura de las agentes literarias gana poder en el agitado mercado literario


ANDRÉS FERNÁNDEZ RUBIO Madrid 21 MAY 1995

lunes, 28 de septiembre de 2015

Carmen Balcells / La partida interrumpida con Andrew Wylie

Andrew Wyle, El Chacal

La partida interrumpida con Andrew Wylie


La catalana y el agente anglosajón no llegaron a cerrar la venta de la firma de Balcells



Juan Marsé / Antes y después de Carmen Balcells

Carmen Balcells con los reyes de España, cuando todavía eran príncipes, 2012
Antes y después de Carmen

La pasada semana le entregó su último libro 'Esa puta tan distinguida'



Winston Manrique Sabogal / La risa de Carmen Balcells


Carmen Balcells
Foto de Marcel Lï Saenz
La risa de Carmen Balcells

Un recuerdo personal de una insólita visita a la casa de la gran agente literaria, fallecida este 21 de septiembre, a los 85 años

Muere Carmen Balcells, la gran agente literaria en español

WINSTON MANRIQUE SABOGAL
Madrid 22 SEP 2015 - 06:49 CEST

domingo, 27 de septiembre de 2015

Último acto mágico de Carmen Balcells

Carmen Balcells

Último acto mágico de Carmen Balcells

Un funeral de tono íntimo en su pueblo natal marca la despedida de la gran agente literaria

 Santa Fe de Segarra 23 SEP 2015 - 09:40 CEST

Familiares y amigos despiden a Carmen Balcells en la entrada del cementerio. / ALBERT GARCIA
“Aún no lo creo; parecía que iba a ser eterna”, comenta en un susurro la escritora Carme Riera. El atributo cobra fuerza en la pequeña iglesia romana de una sola nave y ábside, impoluta y de sillares impecables, sin duda fruto de una restauración, pagada por la agente Carmen Balcells, cuyo féretro sencillo, color cerezo, hace juego con la sobriedad del recinto, reforzada por la poca luz que se cuela en la filiforme ventana. Es la iglesia de Sant Pere de Santa Fe de Segarra, su pueblo natal, que media hora antes de empezar la ceremonia está ya a rebosar con solo 150 personas, la mayoría familiares y amigos íntimos, como deseaban los suyos. Riera es casi una excepción de entre los representados por la agencia: con su discreción natural está Eduardo Mendoza (“Es sorprendente porque como hace más de 40 años que decía que estaba pachucha pero siempre la veías tan activa…”), o Manuel de Lope y el catedrático de Literatura Luis Izquierdo o la periodista Pepa Fernández. Pocos famosos más.

El archivo de Carmen Balcells / Objeto del deseo en Madrid y Barcelona

Carmen Balcells

El Archivo Balcells, 

objeto del deseo en Madrid y Barcelona

La Generalitat asegura que también estaba negociando la compra del valioso legado de la agente literaria, pero respetará la voluntad de la fallecida

Carmen Balcells, agente literaria, en su casa de Barcelona, ante un retrato suyo que le hizo el artista Gonzalo Goytisolo / MARCEL·LÍ SÀENZ










La Generalitat no convertirá la titularidad del archivo de Carmen Balcells en una reedición de la feroz pugna que mantuvo en 2009 con el Ministerio de Cultura por el del fotógrafo Agustí Centelles, pero este martes mostró su extrañeza por el anuncio de que la agente había pactado ya la venta de su legado al Estado. “En ningún momento ella me dijo que la venta de su archivo estuviera cerrada”, aseguró ayer a EL PAÍS el consejero de Cultura catalán, Ferran Mascarell. “Pero si lo está, lo está y ya nos parecerá bien porque queremos, por supuesto, que se cumpla su voluntad”, añadió.

Carmen Balcells / El hallazgo de representar a Carlos Fuentes

Carmen Balcells
Carmen Balcells
BIOGRAFÍA

El hallazgo de representar a Carlos Fuentes

La agente literaria Carmen Balcells, clave en la generación del 'boom', recuerda cómo y cuándo conoció a Carlos Fuentes

EL PAÍS 16 MAY 2012 - 17:22 CET



"¡Que tristeza! Tengo que confesar una cosa, y es que tengo la sensación de que yo era la que debía estar esperándolos al otro lado… Pero yo sigo aquí en mi silla de ruedas. Como decía Carlos Fuentes en la entrevista que publicó EL PAÍS ayer, desde Buenos Aires, se sentía más joven que nunca. Acabo de volver a ver el manuscrito que Adán en Edén, una de sus novelas recientes. Es que cuando se muere alguien así me pongo a ordenar todo tipo de papeles como en una reacción de seguir adelante, de olvidar. Es una forma de no convertir algo tan terrible en algo natural. Yo no esperaba que se muriera Fuentes.
Lo conocí a finales de los años sesenta. Es una anécdota que recuerdo siempre. Un editor que se llama José Luis Ramírez me dijo que Fuentes estaba en Barcelona y quería conocerme. Yo le contesté que yo también. Y quedamos a comer. En ese momento sólo había leído de él Aura, y me gustaba, era un autor muy bueno, importante. Así es que el día de la comida fui a mi ropero pensando en qué ponerme porque sabía que era un hombre elegante, caballeroso, políglota y cosmopolita. Y yo tenía que ir muy bien. Después de mirar la ropa decidí ponerme un traje de dos piezas, de esa tela de cuadros pequeños blancos y negros, de espiga. Cuando llegué al restaurante vi para mi sorpresa que coincidimos en la misma tela del traje. Entonces, me dije, ‘Qué bien Carmen, por una vez…’.
La verdad es que nunca tuve mucha familiaridad con Fuentes. Es algo que he adquirido cuando cumplí 80 años. Él y Silvia, su esposa, vinieron a Barcelona a celebrarlo conmigo. Poco a poco he ido tratando con gran amor a Fuentes gracias a Silvia, y eso que yo, al principio, tenía con ella una relación cordial pero con reticencias por parte mía. Ayer recibí una frase de Javier Martín, administrador de la agencia, en la que me decía que tenemos que acompañar mucho a Silvia, se ha quedado completamente sola.
Con esta mejora de la vida y la salud tendemos a pensar en la inmortalidad, pero cuando uno llega a los 80 años es como si la policía te avisara que estamos a punto de ser detenidos. Es algo que llega para todo el mundo.
Representarlo ha sido un hallazgo. Ahora siento dolor… mucho…".

Carmen Balcells / Generosa y terrorista



Carmen Balcells

Generosa y terrorista

ROSA MORA 4 MAY 2000


Es una de las mujeres que menos habla (en público) y sobre la que más se habla, mal que le pese. El diario francés Le Monde ha escrito de ella: "Es astuta como una campesina, generosa como una madre de familia, dispuesta a defender a sus autores a base sobre todo de intuición". Tiene una formidable nariz que le ha hecho tener en cartera no sólo a casi todo el boom literario latinoamericano sino también a cuatro premios Nobel de literatura: Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Vicente Aleixandre y Camilo José Cela. La prestigiosa publicación especializada Publishers Weekly ha dicho que "es apasionadamente admirada u odiada, respetada o temida". Rosa Montero asegura que la hace "sentir Marilyn Monroe".Discreta, apasionada y contradictoria, dura como el diamante, llega a las lágrimas fácilmente. Algunas editoriales la han acusado de ser una terrorista editorial: afirman que las sumas escandalosas que suele pedir como anticipos hacen tambalear sus cimientos económicos. Para Carmen, los adelantos nunca son inimaginables ni astronómicos. "Me di cuenta del desnivel entre la capacidad de creación y su valoración en el mercado de trabajo en cuanto a retribuciones económicas", dijo en cierta ocasión.
Se ríe con humor cuando la llaman terrorista. Lo suyo, explicó hace más de 20 años, es promover la publicación de aquellos autores que, a su juicio, tienen valía literaria y controlar que las ediciones se hagan en condiciones mínimas de garantías para las obras de creación. Sabe que vende el producto más delicado de la Tierra: las palabras. "Me siento absolutamente solidaria con el autor". Fue la primera en introducir la cláusula de cesión por tiempo limitado de los derechos de un libro (generalmente cinco años). También ha sido la pionera en España en contemplar en un mismo contrato los derechos electrónicos, cosa que ya hizo antes con el cine o la televisión. Ha dedicado un montón de años a una lucha feroz para rescatar derechos cautivos con los que se había hecho alguna editorial para poder administrarlos casi de por vida: Juan Benet, Ana María Matute, Camilo José Cela, James Joyce o William Faulkner son algunos ejemplos.

sábado, 26 de septiembre de 2015

Vargas Llosa / El jubileo de Carmen Balcells


El jubileo de Carmen Balcells
BIOGRAFÍA
Por MARIO VARGAS LLOSA 
El País, 20 de agosto de 2000
Cuando la conocí, pronto hará de eso cuarenta años, llevaba en la cabeza un rodete de señora buena y era tan sensible que la menor contrariedad la hacía llorar como una Magdalena. Para entonces, ya había administrado una compañía teatral que desapareció antes de estrenar una pieza, exportado al mundo entero unas máquinas que ella llama telares (pero yo sé que eran trenes), y, de la mano del novelista rumano exiliado Vintila Horia, abierto una agencia literaria que desfallecía de inanición hasta que el joven Carlos Barral, flamante director literario de Seix Barral, le encargó que gestionara los derechos extranjeros de sus autores. Éste fue un momento providencial para Carmen Balcells, para los escritores de nuestra lengua y para la industria editorial de España y América Latina, principalmente, pero también la de otros países, que, a consecuencia de la intrusión en sus predios de este torbellino procedente de la Cataluña recóndita, experimentaría una transformación radical y sería poco menos que catapultada a la modernidad.

Carmen Balcells y Mario Vargas Llosa, 2005

Que esta afirmación parezca hoy exagerada da la exacta medida de lo profundos e irreversibles que fueron los cambios en las costumbres editoriales que la Mamá Grande de Barcelona -llamada también, a veces, la agente 007- provocó. A poco de iniciar sus tareas al servicio de Seix Barral, Carmen Balcells descubrió que la verdadera función de una agente literaria no era representar a un editor frente a otros editores, sino a los autores ante quienes los publicaban. Entonces, acudió donde Carlos Barral, y éste entendió (era, claro está, el único editor que hubiera podido entender una cosa así) y le devolvió la libertad y aceptó que, a partir de entonces, los contratos de edición los firmarían los autores, sí, pero las condiciones de cada contrato las discutiría la editorial con ella, la provincianita de Santa Fe.

Carmen Balcells / Los secretos de la Mamá Grande

Carmen Balcells
Barcelona, 2009
Fotografía de Carmen Secanella

Carmen Balcells

Los secretos de la Mamá Grande

Las 2.000 cajas con los papeles de Carmen Balcells, por las que Cultura pagó tres millones de euros, resumen la historia de la literatura en español del siglo XX

TEREIXA CONSTENLA Madrid 17 NOV 2011


Ella les hizo gigantes literarios y ellos la convirtieron en superagente. Carmen Balcells (Santa Fe de Segarra, Lleida, 1930) posee puesto fijo en la historia de la literatura mundial. Tiene en cartera más premios Nobel que dedos en la mano (Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Camilo José Cela, Pablo Neruda, Miguel Ángel Asturias y Vicente Aleixandre). El boom latinoamericano estalló en su agencia. Fichó a escritores españoles (Miguel Delibes, Ana María Matute, Juan Marsé, Manuel Vázquez Montalbán...) cuando aún no habían adquirido la condición de clásicos del siglo XX. Son vagas pinceladas que dan idea de la trascendencia de la documentación almacenada en la agencia de Carmen Balcells desde 1960, comprada por el Ministerio de Cultura en 2010 por tres millones de euros y que ahora ve la luz.

"Contrariamente a lo que parece, a la hora del 'business' soy implacable"

Ella desterró los contratos vitalicios con editoriales y las bajas liquidaciones
El archivo, compuesto por cerca de 2.000 cajas (alineados: 2,5 kilómetros de documentos), está depositado desde entonces en el Archivo General de la Administración (AGA) de Alcalá de Henares, aunque su futura ubicación está en el aire. El actual Gobierno pretendía poner en pie un centro nacional dedicado a la creación, edición e industria editorial a partir de este fondo. La Generalitat catalana, por su parte, pugna por el regreso a Barcelona de las cajas que almacenan la historia de la agencia y sus más de 200 escritores.
Son 2.000 cajas de documentos inéditos que dan testimonio de la historia íntima de la literatura en español en el siglo XX. EL PAÍS se sumerge en el archivo de la agente literaria Carmen Balcells, comprado en 2010 por el Ministerio de Cultura por tres millones de euros. Este primer documento es una carta manuscrita de Pablo Neruda. El chileno, ya embajador, ya premio Nobel (1971), seguía siendo sensitivo como buen poeta. En esta misiva, escrita desde su refugio en La Manguel, Normandía, en marzo de 1972, se excusa ante la agente por los trastornos que le genera su representación. "Creo que cuando se desenrede la madeja todo será más fácil". / TEXTO: TEREIXA CONSTENLA | FOTO: ARCHIVO BALCELLS / AGA / MINISTERIO DE CULTURA

Esteban Carlos Mejía / Pablo Montoya, un ejemplo a seguir

Pablo Montoya
Medellín, 2015
Fotografía de Triunfo Arciniegas

Esteban Carlos Mejía

Pablo Montoya, ejemplo a seguir

Esteban Carlos Mejía
LA FERIA DEL LIBRO DE BOGOTÁ ES un portento, a veces sin cabeza. La Fiesta del Libro en Medellín es desenfadada.


El Espectador
28 de agosto de 2015

Ulibro, la feria del libro de Bucaramanga, busca ser la menos provinciana de todas. En 2015 llegó a su decimotercera versión, siempe organizada por la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB.
¿Por qué digo que es la menos provinciana? Por su apertura mental y democrática. En los últimos años ha traído a tres Nobel (Rigoberta Menchú, Óscar Arias y J. M. Coetzee) y a un Nobel alternativo (Manfred Max-Neef). Y a Savater, Monsiváis, Bastenier, entre otros. Este año invitaron a Ángela Patricia Janiot, la exreina de belleza que prefirió volverse periodista y no muñequita de farándula, y a Miguel Litín, director de cine chileno, cuya mítica película El chacal de Nahueltoro, de 1969, aún estremece mis neuronas con la brutalidad de la historia, la transparencia del relato y la contundencia de las imágenes en blanco y negro, desabrochadas y antihollywoodescas.

Jaime Fernández / Los que bailan

Summer of Love
Rio de Janeiro, 2013
Fotografía de Triunfo Arciniegas
Jaime Fernández Molano
Biografía
LOS QUE BAILAN

Los que bailan
patalean
como el ahorcado.

Y mueren
de la dicha.


Jaime Fernández
Edición secreta
Villavicencio, Entreletras, 2014, p. 58




FICCIONES
Jaime Fernández / Casa de citas / Como un ángel

DE OTROS MUNDOS
Jaime Fernández / Dos poemas

Jaime Fernández / Palaciegos ambidiestros
Jaime Fernández / Videncia
Jaime Fernández / Los que bailan