sábado, 31 de mayo de 2014

Antonio Caballero / Coloquio de perros


Coloquio de perros
Por Antonio Caballero

Semana, 31 de mayo de 2013

De modo que, no filtradas a nadie ni comunicadas a la Fiscalía las anunciadas pruebas, no se sabrá si hubo delito de Santos, o de Uribe, o delito de un tercero. Todo quedará en la intimidad privada del par de amigotes.

Antonio Caballero / Resignación y miedo



Resignación y miedo
Por Antonio Caballero



A todas esas malas mañas de su amo quiere devolvernos Zuluaga,
 como un perrito fiel, si gana las elecciones. 
A la guerra abierta, a la guerra sucia, a la corrupción,
 a la mentira. 
Por eso es el peor de los candidatos.



La mejor de los candidatos presidenciales, o, más exactamente, la única buena, es Clara López, del Polo Democrático. Por su programa, por su convicción –es la única de todos ellos que parece convencida de lo que dice-, y por su claridad. De los otros cuatro ninguno me convence.

Esteban Carlos Mejía / Ni Santos ni Zuluaga



Ni Santos ni Zuluaga: ¡oposición!

Esteban Carlos Mejía
A mi juicio, los candidatos más ejemplares de la izquierda en Colombia han sido Jaime Piedrahíta Cardona y Carlos Gaviria Díaz.
Por Esteban Carlos Mejía
El Espectador, 31 de mayo de 2014

Piedrahíta Cardona fue candidato del Frente por la Unidad del Pueblo en 1978, cuando ganó Turbay Ayala. Sacó 27.059 votos. ¿Una bicoca o una hazaña? Venía de la Alianza Nacional Popular, Anapo, del general Rojas Pinilla, y migró a la izquierda por convicción. Sin tregua atacó al imperialismo, fase superior del capitalismo, y sus estructuras semifeudales. Honesto y valiente, jamás se humilló ante los poderosos ni se afligió por su magra votación. Era (¡es!) consecuente con sus ideales. Paradigma de oposición.

Petro, el nuevo fichaje de Santos




viernes, 30 de mayo de 2014

Maya Angelou / Pasar el tiempo

Unblemished, 2010
Igor Voloshin 

Maya Angelou
BIOGRAFÍA

PASAR EL TIEMPO
Versión de Sandra Toro
Tu piel como el amanecer,
la mía como el musgo.

Una describe el principio
de un final innegable.

La otra, el final de un
principio seguro.


Maya Angelou / Tres poemas

Atsushi Suwa
Maya Angelou
BIOGRAFÍA
TRES POEMAS
Versiones de Sandra Toro
UNA PRESUNCIÓN

Dame tu mano

Hazme lugar
para que te lleve
y  te siga
más allá de este furor de la poesía.

Deja para los otros
la intimidad
de tocar las palabras
y el amor por la pérdida
del amor.

A mí
dame tu mano.

RECUERDO


El peso lento 
de tus manos, alborotando a las abejas
que anidan en mi pelo, tu sonrisa en la
pendiente de mi mejilla. Te aprietas
sobre mí
esta vez, encendido, derramando
urgencia, y el misterio viola
mi razón

Cuando te retiras,
tú y la magia, cuando
sólo el olor de tu
amor persiste entre
mis pechos, entonces, sólo
entonces, puedo devorar con gula
tu presencia.


TOCADOS POR UN ÁNGEL

Nosotros, desacostumbrados al valor,
exiliados del placer,
enroscados en la caparazón de la soledad
hasta que el amor baja de su templo sagrado
y se presenta a nuestros ojos
para liberarnos a la vida.

Llega el amor
y en su tren vienen éxtasis,
viejos recuerdos de gozo,
antiguas historias de dolor.
Y si somos audaces,
el amor arranca de nuestras almas
las cadenas del miedo.

Al calor de la luz del amor
abandonamos nuestra timidez
nos atrevemos a ser valientes
Y de pronto vemos que el amor
nos cuesta todo lo que somos
y todo lo que podemos ser.
Y sin embargo es el amor
lo único que nos libera.




Maya Angelou / Y aun así me levanto

Maya Angelou, 1972

Maya Angelou
BIOGRAFÍA
Y AUN ASÍ ME LEVANTO



Tú puedes escribirme en la historia
con tus amargas, torcidas mentiras,
puedes aventarme al fango
y aún así, como el polvo... me levanto.

¿Mi descaro te molesta?
¿Porqué estás ahí quieto, apesadumbrado?
Porque camino
como si fuera dueña de pozos petroleros
bombeando en la sala de mi casa...

Como lunas y como soles,
con la certeza de las mareas,
como las esperanzas brincando alto,
así... yo me levanto.

¿Me quieres ver destrozada?
cabeza agachada y ojos bajos,
hombros caídos como lágrimas,
debilitados por mi llanto desconsolado.

¿Mi arrogancia te ofende?
No lo tomes tan a pecho,
Porque yo río como si tuviera minas de oro
excavándose en el mismo patio de mi casa.

Puedes dispararme con tus palabras,
puedes herirme con tus ojos,
puedes matarme con tu odio,
y aún así, como el aire, me levanto.

¿Mi sensualidad te molesta?
¿Surge como una sorpresa
que yo baile como si tuviera diamantes
ahí, donde se encuentran mis muslos?

De las barracas de vergüenza de la historia
yo me levanto
desde el pasado enraizado en dolor
yo me levanto
soy un negro océano, amplio e inquieto,
manando
me extiendo, sobre la marea,
dejando atrás noches de temor, de terror,
me levanto,
a un amanecer maravillosamente claro,
me levanto,
brindado los regalos legados por mis ancestros.
Yo soy el sueño y la esperanza del esclavo.
Me levanto.
Me levanto.
Me levanto.


jueves, 29 de mayo de 2014

Quino / Mundo Quino

Quino 


Quino
MUNDO QUINO
1963

Mundo Quino

humor gráfico

1963

Quino / Los chicos fueron mis mejores lectores

Quino 

“Los chicos fueron mis mejores lectores”

El creador de Mafalda presenta '¿Quién anda ahí?'', una mirada desde el humor sobre los miedos contemporáneos



Viñeta recogida en '¿Quién anda ahí?'.
"Conozco a una señora en mi Mendoza natal que cuando se enojaba con su perro lo trataba de usted”, cuenta al teléfono Joaquín Salvador Lavado, Quino, y reímos ante la originalidad de ese desdén, que le sirve al papá de Mafalda para dibujar un chiste en el aire. Es la tercera conversación telefónica que mantenemos y falta una aún para que acceda a un encuentro cara a cara en su apartamento de Buenos Aires, a pocas calles del Obelisco, donde pasa la mitad del año (“mi mujer Alicia y yo seguimos al invierno: cuando el calor empieza aquí, volvemos a Italia”).
No resulta sencillo entrevistar al humorista gráfico más global y más querido de Argentina: es casi un tímido profesional. A pesar de haber cumplido 80 años y de ser homenajeado en cada ciudad que pisa por haber creado a esa niñita sabihonda, internacionalmente famosa y políticamente comprometida, que Umberto Eco calificó en 1969 como "una heroína iracunda", las entrevistas le gustan tan poco como que le pidan autógrafos. Pero quiere la suerte que la cronista se llame como la mamá de Mafalda (“le puse Raquel en homenaje a mi dentista de muchos años”, contará luego el autor) y ese detalle sumado a la publicación en España de su nuevo título, ¿Quién anda ahí? (Lumen), justifican la excepción.
En ese libro Quino refleiona desde el humor sobre los miedos de nuestro tiempo a partir de las últimas páginas que publicó en medios “y de algunos inéditos”. Irónico como siempre, pasa revista con agudeza y sensibilidad a situaciones tan diversas como reveladoras de la topografía contemporánea. Viñetas de muestra sobran: la oración nocturna de una señora —más consumidora compulsiva que creyente— que le ha conseguido a su Cristo un par de cascos conectados al micrófono desde el que reza, para que no pierda palabra de su ristra de peticiones; un terrateniente ante una videowall que vigila con cámaras la productividad de cada rincón de su campo; un detective que duda ante el puñal clavado en el ombligo de la víctima si está ante un caso de body piercing; un matrimonio desavenido porque el “hobby” de él consiste en “imaginar gorditas” o un alto ejecutivo que ve cómo el recambio generacional define que su puesto lo ocupe un crío que aún usa chupete. La selección incluye además una rareza: los escasísimos dibujos en color realizados en la carrera de alguien que, devoto del cine mudo, se ha expresado en blanco y negro.
Sentado frente a su escritorio —un tablero de dibujo rodeado de libros, retratos de sus afectos y una pequeña escultura de su criatura más famosa (“la hizo el mismo artista que realizó la estatua de Mafalda que hoy está en el barrio de San Telmo”)— , Quino nos recibe finalmente una mañana. Es amable, habla lentamente, le gusta reír y no escatima ternura cuando recuerda cómo llegó al dibujo: “Yo heredé el nombre y el oficio de mi tío Joaquín. Ver que de su lápiz salían montañas, árboles, personas… me maravillaba. Todos los chicos dibujan, pero yo seguí. Estudié un poco en Bellas Artes y dos años después cometí el error de creer que a los 15 ya lo sabía todo y abandoné. De eso me arrepiento cada vez que puedo”.

Jorge Enrique Robledo / Santos y Zuluaga son lo mismo




Jorge Enrique robledo

"Santos y Zuluaga son lo mismo"

Fustiga a los candidatos, al fiscal y al procurador.

El Espectardor, 27 de mayo de 2014
Por: Camila Zuluaga
"Santos y Zuluaga son lo mismo"Jorge Enrique Robledo, senador del Polo Democrático. / Archivo - El Espectador
Tras el paso de Óscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos a la segunda y definitiva vuelta en las elecciones presidenciales, el debate de moda en el país es cuáles serán las alianzas políticas con miras a la jornada del 15 de junio y bajo qué condiciones se darán. Se trata de un estratégico juego en el que el Polo Democrático, usualmente blanco de críticas desde el centro y la derecha, es objeto de coqueteos especialmente desde la Unidad Nacional, que enarbola la candidatura reeleccionista de Santos. El Espectador habló con una de sus figuras más visibles, el senador Jorge Enrique Robledo, quien deja entrever que el partido por ahora no apoyará a ningún candidato y mañana se reunirá con su directorio.
¿Cree que hoy estamos avocados a escoger entre la paz y la guerra en la segunda vuelta?
No es cierto que haya dos opciones. Hay tres. El voto en blanco y la abstención son una posibilidad, por definición son igual de respetables, dependiendo de las convicciones que uno tenga.
No me respondió la pregunta. ¿Para usted un candidato representa la paz y otro la guerra?
Los dos candidatos quieren acabar con las Farc. En términos de cómo desarmarlas puede haber desacuerdos, pero no creo que ninguno esté a favor de la guerrilla o de que siga la lucha armada.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Kate Middleton / El trasero de la princesa

Kate Middleton
El trasero de la princesa

La anatomía de Kate Middleton, 

cuestión de Estado

El pacto de la reina con la prensa no evita que se difunda una foto de la duquesa víctima de un golpe de viento


Kate Middleton, durante su visita a Australia. / CORDON
No hay parte de la anatomía más privada de la duquesa de Cambridge que esté a salvo de los fotógrafos. Hace dos años, la revista francesa Closer sacó de quicio a la casa real británica publicando unas fotos de Kate Middleton tomando el sol con los pechos al aire al aire en una casa de la Provenza francesa. Ahora el tabloide alemán Bild am Sonntag ha vuelto a generar polémica al publicar en primera página una foto de la esposa del príncipe Guillermo en la que se ve la mitad inferior de su trasero desnudo al levantársele la falta debido al viento en el reciente viaje de la pareja a Australia.
Los dos casos son en realidad muy distintos. En el de Closer, el príncipe Guillermo acabó denunciado a la revista por  entender que había violado la intimidad de la que es ahora su esposa. Guillermo y Catalina estaban tomando el sol en una casa privada y las fotos se obtuvieron a varios cientos de metros de distancia con un teleobjetivo. Ahora no se trata tanto de un problema de privacidad como de una cuestión de buen gusto, o de buena educación, o simplemente de respeto hacia la duquesa, porque la pareja estaba en un acto público.
Los dos casos, sin embargo, tienen un punto común: aunque los medios británicos han renunciado a publicar las fotos, el público británico ha tenido acceso a ellas por Internet. Con la tecnología mediática del siglo XXI, es imposible ponerle puertas al campo..
Si los agresivos tabloides británicos no publican fotos como esa no es porque esté prohibido o porque fotos así no estén a la altura de sus más bien bajos estándares. Esa abstinencia forma parte del pacto no escrito al que llegaron años atrás con la familia real británica para expiar de alguna manera los excesos cometidos en tiempos de la desaparecida Diana de Gales, cuya vida estuvo marcada a partes iguales por sus malas relaciones con el príncipe Carlos y por las persecuciones mediáticas. Un pacto que implica que aquel que se lo salte será tratado por palacio como si no existiera.

Kate Middleton
El trasero de la princesa
Sin embargo, la forma en que los medios británicos cumplen ese pacto en casos como el presente es un poco sui géneris, por no decir hipócrita: es cierto que no publican la polémica foto o que la reproducen castamente censurada de forma que se vea todo menos el trasero desnudo de la duquesa, pero los tabloides cuentan todos los detalles de la historia, multiplicando así de forma exponencial su impacto en Reino Unido y tentando a los lectores a echar mano de Internet para ver desde fuera lo que se considera pudorosamente inadecuado publicar en casa.

La imagen captada en un acto oficial fue difundida por medios internacionales
Y no hace falta entender alemán para saber lo que dice el Bild porque la prensa británica ya lo ha traducido todo al inglés. Algún diario incluso va más allá y publica una larga serie de traseros de señoras en bañadores minúsculos para que el lector pueda elegir cuál le gusta más.
La foto fue tomada cuando Guillermo y Catalina abordaban un helicóptero con destino a Sidney tras una jornada de estancia en las Blue Moiuntains australianas en la que visitaron Winmalee, una pequeña comunidad en la que 195 casas habían sido destruidas por los peores incendios en Australia en 10 años. Un remolino de aire causado por las aspas del helicóptero levantó la falda de la duquesa.

Kate Middleton con su príncipe
y su trasero al aire

La imagen fue rechazada por la prensa británica y puesta luego a subasta para el mejor postor, que resultó ser el Bild am Sonntag alemán. El diario la ha publicado junto a sendas fotos de las hermanas estadounidenses Kim y Khloe Kardashian, dos famosillas de la televisión. Y, con el subtítulo “Gracias al viento por esta intimidad de la casa real”, el periódico añade: “Nunca le habíamos estado tan agradecidos a un helicóptero por provocar un viento semejante”.
No es la primera vez que la familia real británica tropieza con el Bild. Según recuerda el Daily Mail, el tabloide publicó en 1994 unas fotos del príncipe Carlos desnudo en un balcón en Avigon, sur de Francia, sin más ropa que una bata blanca sobre los hombros. “Cachas como estatua griega”, definió entonces el periódico al heredero de la corona británica, que tenía entonces 45 años.

Octavio Escobar / Premio Ciudad de Barbastro

Octavio Escobar
Bogotá, 2010
Fotografía de Triunfo Arciniegas

Octavio Escobar, 

Premio "Ciudad de Barbastro" 

de Novela Corta



BARBASTRO.- El autor colombiano Octavio Escobar Giraldo (Manizales, 1962) ha ganado el 45 Premio Internacional "Ciudad de Barbastro" 2014 con la novela corta titulada "Después y antes de Dios", dotada con 15.000 euros y la publicación en Editorial Pre-textos. A la convocatoria se presentaron 221 autores.


DIARIO DEL ALTO ARAGÓN